Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ecce Homo de Borja estará protegido por una zona acotada y vigilancia privada

Ecce Homo, Borja, Zaragoza, iglesiaEFE
La pintura mural del Ecce Homo del santuario de Nuestra Señora de la Misericordia de Borja estará protegida por una zona acotada y además contará con vigilancia privada en la romería de este sábado, 25 de agosto, que se celebra con motivo las Fiestas de San Bartolomé de esta localidad zaragozana.
Ésta es la decisión que ha adoptado el Ayuntamiento de Borja después de que el párroco de la localidad, Florencio Garcés, propusiera tapar la 'restauración' de esta pintura llevada a cabo por la vecina Cecilia Giménez, para evitar mofas.
"Se rodeará con un cordón a un metro de distancia de la pared" ha detallado el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Borja, Juan María Ojea, para evitar que el numeroso público que se espera acuda a la romería "no lo toque".
Ojea ha informado que para esa jornada se contratará a un persona de seguridad privada que colaborará con la Policía Local en "ordenar al público para que no se acumule gente y haya respeto al ser un lugar de culto".
Ojeda ha puntualizado que se podrán hacer fotos a la pintura, pero "sin traspasar la zona acotada que estará a un metro de la pared", además se colocarán carteles que recuerden al público que se encuentran en un espacio religioso".
El concejal borjano de Cultura ha estimado que "el 90 por ciento de los que acudirán a la romería ya saben a lo que van", pero ha puntualizado que "siempre hay gente que dado el ambiente que se ha creado se puede dar lugar a otras interpretaciones".
A su parecer, la propuesta del párroco de tapar la pintura "no es descabellada", pero ha matizado que "casi sería contraproducente y se tomaría aún más a pitorreo algo que no tiene importancia".
Este sábado se espera una afluencia multitudinaria a la romería, que cada año reúne a cientos de fieles que acuden a venerar a la Virgen de la Misericordia.
El acto central tendrá lugar a las 11.30 horas cuando los danzantes de Borja entran a la ermita a saludar a la virgen tras haber realizado un pasacalles en el que exhiben el dance del paloteado.
A las 12.00 horas volverán a representar el dance en la plaza del santuario, donde se congregan los borjanos y visitantes para contemplar el espectáculo y pasar el día.
Entre las actividades programadas por el Ayuntamiento para esa jornada figura un concurso de ranchos y por la tarde los danzantes organizan un bingo para sufragar sus gastos.