Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ediciones Condé Nast compensa su huella de carbono con el apoyo a proyectos sostenibles en Vietnam y China

Ediciones Condé Nast España compensará su huella de carbono con el apoyo a varios proyectos sostenibles en Vietnam y China, según informa en un comunicado. En concreto, se trata de las iniciativas 'Mini-centrales hidroeléctricas en Vietnam' y 'Pequeñas y micro-centrales hidroeléctricas en China', lo que le ha valido para recibir la etiqueta 'CeroCO2 Compensado' de Ecodes en reconocimiento de su compromiso frente al cambio climático.
El primer proyecto consiste en dos pequeñas centrales hidroeléctricas localizadas en Kon Plong, una población rural situada en la región montañosa de Kon Tum (Vietnam). En una zona muy despoblada y de economía agrícola, el proyecto proporciona electricidad limpia, sostenible y estable, sustituyendo el uso de generadores diésel y la quema de leña para iluminación y calefacción.
Además, los promotores del proyecto destinan parte de la financiación a apoyar el desarrollo sostenible de las comunidades donde se sitúa el proyecto mediante la construcción de canales para el riego, puentes o carreteras, así como la construcción de una escuela. El proyecto está validado por el estándar VCS (Verifed Carbon Standard).
Por otro lado, el proyecto chino es un conjunto de un centenar de pequeñas centrales hidroeléctricas, con una capacidad instalada de 0,5 a 15 MW cada una, que permite a zonas rurales y montañosas del suroeste de China producir energía libre de emisiones.
Estas centrales utilizan saltos naturales sin necesidad de un dique de contención, evitando los problemas de construcción de estas infraestructuras, como inundaciones, reasentamiento o impactos ambientales sobre la flora y fauna del río. Esta iniciativa también está validada por el VCS y Social Carbon Standard.
Ambos proyectos se suman a otras iniciativas de Ediciones Condé Nast en su compromiso con el medio ambiente, como la utilización de papel 100% procedente de bosques sostenibles y fuentes controladas del Programa para el Reconocimiento de Sistemas de Certificación Forestal; así como la implantación de un Sistema de Gestión Ambiental ISO 14001, según informa la editorial.