Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Eduardo Noriega nos enseña cómo seducir a 'nuestros amantes'

Llega a los cines Nuestros amantes, una fresca comedia romántica escrita y dirigida por Miguel Ángel Lamata y protagonizada por Eduardo Noriega y Michelle Jenner que, en una línea 'muy Woody Allen' trata la imprevisibilidad del amor y la complicación de las relaciones personales.
En este contexto, el portal online Meetic y la productora Bemybaby Films han ofrecido un taller de seducción con Eduardo Noriega y Miguel Ángel Lamata como maestros en el marco de la campaña 'Love Your Imperfections', donde hemos podido reflexionar con ellos sobre temas que les tocan de lleno como el amor, la seducción y las rupturas, muy presentes en el film.
En una distendida conversación en la que actor y director han demostrado tener una complicidad que va más allá de lo profesional, el también guionista de Nuestros amantes revela cómo surgió la idea del encuentro casual que desencadena toda la trama: "Una vez estaba en un museo y una chica muy joven atractiva se me acercó de repente y comenzamos a hablar. Fue tan solo una conversación de cinco minutos que nunca he olvidado, aunque hayan pasado 20 años y no la haya vuelto a ver en mi vida. No creo que su intención fuera ligar conmigo, además yo en ese momento tenía pareja, pero sí que le debí resultar interesante mirando todos los cuadros y tomando notas".
En Nuestros amantes, una misteriosa Michelle Jenner seduce de improviso a Carlos, interpretado por Eduardo Noriega y pone su vida patas arriba. Precisamente sobre la seducción se ha pronunciado el actor cántabro, que afirma que no tiene por qué tener necesariamente una intención sexual o romántica, sino que está presente en todos los aspectos de nuestra vida. Ya sea a nuestros amigos, a nuestra pareja o incluso a nuestro jefe, nos pasamos la vida seduciendo para buscar simpatía o admiración. Esa necesidad de gustar es, en palabras del intérprete, "inherente al ser humano".
Haciendo gala de su sentido del humor, ambos han interactuado con un divertido público en el evento de Meetic y se han abierto a dar sus opiniones más íntimas sobre el amor e incluso a contar sus experiencias personales.
Noriega es un firme defensor de los flechazos y confiesa que "es capaz de enamorarse en un solo instante". Deja muy claro que en el amor a primera vista no solo entra el juego el físico, aunque tiene un papel muy importante en el juego de la seducción, pero que lo más determinante para enamorarse es la química, algo que se desprende y se siente; y el intelecto. "A mí me han seducido más de una vez con poesía", confesaba el artista.
Así le ocurrió cuando conoció a Trinidad Oteros, la que es ahora su mujer. Él mismo relata el flechazo que hace 12 años les llevó a un feliz matrimonio fruto del cual tienen una niña. El intérprete se encontraba en un restaurante en Cáceres y al verla aparecer supo que era la mujer de su vida y así se lo confirmó al señor que tenía sentado al lado, un cantante de ópera al que no conocía de nada
Tras un primer acercamiento en el que apenas fue capaz de arrancar unas palabras, Noriega desplegó sus armas de seducción y con tiempo y esfuerzo consiguió a la que él sabía era la mujer adecuada. Tras 6 años de noviazgo se casaron el 8 de febrero de 2011.
¿Un consejo para los corazones rotos de parte de Noriega? "Todo pasa con el tiempo, luego te vuelves a enamorar". El actor de 43 años nos enseña que nunca hay que perder la esperanza y que, aunque justo después de una ruptura parece que nuestro corazón nunca se va a reponer, el amor nos está esperando siempre a la vuelta de la esquina y puede aparecer en cualquier momento, como le sucede a su personaje.
Lo que está claro es que el objetivo con el que se concibió Nuestros amantes está cumplido: sales del cine con ganas de enamorarte.