Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estopa y Manolo García colaborarán con Ojos de Brujo en su décimo aniversario

Marina "la Canillas", cantante del grupo Ojos de Brujo, durante su actuación anoche en la séptima edición del festival Alegría celebrado en Chauen, al norte de Marruecos. EFEtelecinco.es
Ojos de Brujo celebra en otoño sus diez años de andadura con un disco que incluirá siete temas nuevos y "canciones antiguas revisitadas" por artistas como Estopa, Manolo García, Jorge Drexler o Najwa Nimri.
El álbum, según avanzó hoy a Efe el percusionista del grupo, Max Moya, llevará "probablemente" el título "Corriente vital", nombre también de su primer single, del que, según señaló, ya han grabado el videoclip, acompañados a la guitarra por el "tocaor" Juan Gómez Chicuelo.
"La idea es vernos a nosotros mismos desde otros ojos de brujo", apunta la cantante Marina Abad "La Canillas", mientras Moya señala que "todo empezó con la intención de revisitar temas, pero luego decidimos incluir imagen del presente, temas nuevos".
El resultado de un proceso que "va a toda prisa" y esperan tener listo para septiembre u octubre será un álbum que presentarán en una doble edición, normal y de lujo, aunque aseguran no saber aún "qué canciones irán en una ni en otra".
En el disco, además de otros artistas, también colaborarán con ellos diversos productores, ya que, según el percusionista, siempre han producido ellos mismos sus trabajos "y al final es como el mismo cocinero con los mismos ingredientes".
El grupo se encuentra esta noche en Chauen, un pueblo de la cordillera del Rif marroquí, para participar en la séptima edición del festival "Alegría", con un concierto en el que ofrecerán el show de la gira de su último disco, "Aocaná".
"No estamos tocando todavía temas nuevos porque un disco de un año aún está fresco", explica Moya.
Las canciones de su siguiente trabajo resumen una década en la que, según Marina, "han cambiado muchas cosas en cada momento".
Para la cantante, "hay cambios positivos y otros que se pueden ver con una lectura negativa: en diez años pierdes inocencia y cierta frescura, pero ganas mucho en presencia, en seguridad, en tener claro lo que quieres hacer y cómo quieres hacerlo".
"Creo que estamos mas maduros para lo bueno y para lo malo", concluye la valenciana, que apunta que "una de las cosas que han caducado" es que el grupo ha dejado de autogestionarse la producción de sus discos y espectáculos, tras la firma de un contrato con la discográfica Warner.
"Nos seguimos autogestionando en muchas cosas, entre otras nuestra ruina", bromea Marina, que explica que optaron por cambiar de estrategia porque les parecía un sistema "muy lento, muy difícil, y que dificulta mucho la toma de decisiones".
"Yo soy música y lo que quiero es hacer música, y al final estaba en reuniones de empresa en las que no me entero de nada, haciendo cosas de las que no tengo ni idea y al final voy a hacer mal y que además me desmotivan" explica la cantante, que asegura que ahora está "en un proceso en el que lo que toca es aprender a delegar".