Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Eugenia y Francisco, Paulina y Colate, Urdangarín y Cristina y Ortega, protagonistas de las batallas judiciales del 2013

Acaba de terminar el año, y muchos de nuestros famosos todavía no han terminado de librar sus disputas dentro o fuera de los juzgado mientras que otros han conseguido dar carpetazo, a los asuntos más difíciles que tenían entre manos.
Este es el caso de Eugenia Martínez de Irujo y Francisco Rivera, que comenzaban el año duramente por la custodia de su hija Cayetana. Tal fue la situación que, la tan ansiada nulidad por parte de Fran, Eugenia la paralizó por completo. Iniciada la historia en 2012, hasta aquí entraron a apoyar a la pequeña de los Alba todos los hermanos como al extorero los suyos. Y como no la Duquesa de Alba, que tomó las riendas del asunto y "enterró" a su querido Fran. Eugenia se sumió en una profunda tristeza, cuando vio que su exmarido quería arrebatarle la custodia de su hija, según alegaba él mismo, porque Tana se lo había pedido.
La pequeña llamada a declarar, explicaba que ella quería estar con los dos. La Duquesa de Montoro consiguió la custodia, pero le costó reponerse no sólo de la batalla judicial, sino del hecho de que su hija se planteará irse con su padre, como de las duras declaraciones vertidas por el hijo de Carmina y Paquirri, sobre sus debilidades.
Paulina Rubio y Nicolás Vallejo-Nagera también se han visto la cara en los juzgados, su afrenta por la custodia del pequeño Nicolás ha sido dura y los alegatos más. En cuestión de luchar por un hijo no se conocen límites y a veces se tira al otro por tierra incluso sacando a la luz cosas intimas.
Otros que han lavado los trapos sucios en los juzgados por su pequeño, han sido Kiko Rivera y Jessica Bueno. Poco les duró la portada del ya 2012, protagonizada con la Pantoja anunciando un embarazo que, por desgracia, fue fallido. Acabó en ruptura y reconciliación -con la tonadillera de intermediaria apoyando a su "nuera" a la que veía buena niña, aconsejando a Kiko- y otro embarazo con el que vino el pequeño Francisquito. Pasada la Semana Santa la pareja dejaba su relación y a estas horas, Jessica ya está viviendo en Eibar con su nuevo novio Jota Peleteiro y al Dj se le ha acercado alguna que otra chica. Kiko quería custodia compartida, Jessica se negaba a ello e informes de todo tipo llegaban por ambas partes. Finalmente, llegaron a un acuerdo judicialmente del que poco se sabe porque había pacto de silencio. Kiko aseguraba que tenía custodia compartida según un comunicado y los padres de Jessica decían que no era tal. El caso es que el niño, avión que va, avión que viene, pero sus padres están mucho más tranquilos.
El amor a un hijo no tiene límites, y asumir algunas cosas cuesta. Lo que parecía un luto de lo más doloroso por lo joven que era y en las circunstancias en las que se desarrolló, se ha convertido en una historia que continuará este año. El pasado 29 de mayo, Mario era encontrado muerto por lo que se llama una muerte dulce, a sus 31 años. Su mujer Raquel Sánchez Silva, se encontraba en Plasencia y tras no ver normal que no pudiera hablar con él, mandaba a su asistenta para ver si a Mario le había pasado algo, confirmando sus sospechas. Mientras conducía de regreso a Madrid se enteraba de la noticia. El cuerpo fue enterrado en Palermo -ciudad natal del cámara- y sus padres no se han conformado con lo dicho policía y han exhumado el cadáver a la espera de una nueva autopsia.
Y de hijos a padres. Los de Di Stefano pusieron la carne en el asador por evitar que su padre a sus más de 85 años se casará con Gina González y en octubre conseguían la custodia cautelar de su padre y sus bienes. Muchos vieron a una oportunista Gina, mientras otros aseguraban que el exfutbolista solo era cuidado por esta.
Los Vicario, otro lío que viene de lejos. Si nos remontamos... viene de la época de tenista de Arantxa Sánchez Vicario. Su fortuna amasada en esos años, era puesta en tela de juicio y Hacienda le reclamaba una gran suma de dinero. La gran deportista daba un golpe en la mesa y ponía en la picota a sus padres y a sus hermanos. Arantxa sentía que tenía que luchar para pagar lo que se la pedía y recuperar lo "suyo". Las diferencias han pasado por varios momentos desde los irreconciliables hasta los que parecían que se iban a reconciliar, pero de momento la paz total no ha llegado.
Tita Cervera, Borja y Blanca Cuesta, es otro de los seriales que no termina. Este librado más fuera de los juzgados, dura, dura y dura. El hecho de que Tita no acepte a la que lleva siendo novia mujer de su hijo, cerca de diez años, hace que Borja no quiera saber nada de su madre.
Otra disputa familiar es la de los Morente. Pero en este caso ellos son la piña, un gran clan, que han luchado sin cuartel por demostrar que el cantaor Enrique Morente fallecía por una negligencia médica. Al final el caso se ha archivado y para los Morente solo hay una palabra, como decía la matriarca del clan: "Justicia".
Lina Morgan no está librando una batalla judicial sino una lucha por la vida. Pero la actriz y empresaria que cuenta con un ingente patrimonio, ya empieza a tener satélites que piensan en repartir. Sin estar casada y sin hijos, los sobrinos con los cual no había relación -ellos porque aseguran que la actriz era distante y otras lenguas que comentan que es porque ellos no han sido los mejores sobrinos- más Daniel, el fiel asistente, secretario, chofer y hasta guardaespaldas, serían los más cercanos. Daniel se pasa día y noche al lado de la artista esperando su recuperación. Hombre de pocas palabras no suelta prenda mientras salen sobrinos y sobrinos hablando de como es la mismísima Lina, algo menos cómica que cuando se subía al escenario. Supuestamente la herencia sería para la caridad del Padre Ángel, algo que el mismo se apresuró a desmentir como os contamos en CHANCE. Todo digno de un telefilme donde no cabe el "Gracias por venir".
Inaki Urdangarín, José Ortega Cano e Isabel Pantoja han protagonizado las batallas judiciales más sonadas. En la retina quedará esas imágenes de la tonadillera condenada por el caso Malaya a entrando en el coche mientras se le enganchaba el pelo y medio se desmayaba.
Lo de Ortega Cano, es más que duro. En el accidente de tráfico que tuvo contra otro coche fallecía Carlos Parra y ahora la justicia le pide más de dos años. Para desgracia del diestro, su hijo se encuentra en prisión debido a un incidente a las puertas de un prostíbulo. De momento se le juzga por cinco delitos. Al torero que se iba a hacer cargo de la tutela del muchacho, se le complican las cosas por su propia condena donde cada parte está con los alegatos. El exmarido de Rocío Jurado -un hombre de lo más sensible- padece del corazón y era intervenido el día 27 de diciembre. Donde unos ven que hay un verdadero problema de corazón, otros ven la excusa ideal para evitar entrar en la cárcel.
A principios de año, el juez Castro si que veía implicación en la Infanta Cristina. El Rey enseguida se ponía en pie y llamaba a Miguel Roca, uno de los padre de la Constitución, para que llevara la defensa de su hija, consiguiendo demostrar su inocencia. Inaki Urdangarín y la Infanta Cristina vuelven a vivir unas Navidades amargas, porque de nuevo sobrevuela sobre la hija pequeña del Rey, una imputación por presunta utilización del dinero de Aizoon: más de 400.000 euros de empresa gastados en asuntos personales, viajes, juegos de consola, clases de baile...
Quien nos iba a decir que veríamos hacer el pasillo a un Leo Messi? con cara de no haber roto un plato por un supuesto fraude a Hacienda. A pesar de que enseguida colaboró con la justicia liquidando lo debido, todavía está por ver que pasara.
Shakira y su ex Antonio de la Rúa también se vieron las caras en el juzgado. De la Rúa le reclama parte de la fortuna amasada por la cantante y bienes inmuebles, al considerarse el creador de la nueva Shakira. Con causas abiertas en varios países del mundo, de momento, ha salido el sol para la cantante.