Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Eugenia Martínez de Irujo se refugía en su hija Tana

Este es, sin duda, uno de los veranos más difíciles para la Duquesa de Montoro, inmersa en una batalla judicial con su ex marido, Francisco Rivera, por la custodia de su hija Cayetana. Aún así Eugenia intenta disfrutar de unos días en la isla pituisa junto a su pequeña intentando mantener a la menor al margen de todo.
La hija de la Duquesa de Alba se refugia en Ibiza desde hace unos días en compañia de su madre y de su hija Cayetana, aunque este año se nota que Eugenia no está en su mejor momento.
Afectada por su situación personal, la Duquesa prefiere mantenerse alejada de cámaras y objetivos indiscretos, cuidando sus salidas al máximo. Y es que apenas se ha dejado ver un par de días en la playa en compañía de amigas y familiares.
A última hora de la tarde Eugenia y su hija 'Tana' se acercaron hasta uno de los populares mercadillos hippies de la isla, donde compraron varias pulseras, pendientes y collares.
Acompañadas por un grupo de amigos, la Duquesa que lucía un pareo en tonos verdes a modo de falda se mostró tranquila y relajada intentado evitar que su hija perciba los duros momentos por los que está atravesando.