Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos apelan a Obama para que impida confiscación de tablillas cuneiformes

Bajorrelieve cedido por el Museo de Persépolis (Irán) exhibido en el Museo Británico de Londres. EFE/Archivotelecinco.es
Más de medio millar de arqueólogos iraníes y estudiosos de Irán de todo el mundo han apelado al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para que evite la confiscación de unas 300 tablillas cuneiformes halladas en Persépolis, antigua capital de los aqueménidas, y contribuya a que sean devueltas a Irán.
Las tablillas, que se encuentran desde 1937 en el Instituto de Ciencias Orientales de la Universidad estadounidense de Chicago, han sido reclamadas como compensación por un grupo de personas afectadas por un atentado en Israel.
En 2006, la juez del distrito de Illinois, Blanche Manning, aceptó la reclamación porque en su opinión la Universidad de Chicago no podía proteger los derechos de propiedad de Irán sobre el citado objeto arqueológico.
El gobierno de Teherán protestó por la sentencia, y la corte aceptó en diciembre de 2007 volver a examinar el caso, sin que hasta la fecha haya un dictamen final.
"Las tablillas pertenecen al patrimonio cultural de Irán y de toda la humanidad. Por ello, y conscientes de la separación de poderes, le instamos a que se eviten las consecuencias irreversibles de una decisión tan carente de sentido", dicen los investigadores y estudiosos en su misiva.
La carta, accesible a través de la página web de la Sociedad Europea de Ciencias Iranias, también advierte que Estados Unidos "no puede ser cómplice de la venta de un bien patrimonio de la humanidad".
Las tablillas, que presentan documentos administrativos del periodo elemita en escritura cuneiforme, fueron halladas en 1933 por un grupo de investigadores de la Universidad de Chicago que excavaban en las ruinas de la antigua ciudad de Persépolis, en el suroeste de Irán.
Los arqueólogos hallaron miles de fragmentos de esas tablillas, escritas hace más de 2.500 años, de los cuales se quedaron con una parte muy pequeña y el resto las devolvieron a Irán en 1951.