Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La FAPE insiste en la necesaria presencia femenina en los puestos directivos de los medios de comunicación

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) ha reivindicado, un año más, con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer, la necesaria igualdad de género en los medios de comunicación y la presencia de mujeres en puestos directivos.
"Todavía son muchas las redacciones españolas en las que la presencia femenina en los puestos directivos es testimonial, un hecho que --para la Federación-- contrasta con el creciente número de mujeres que ejerce la profesión y que realiza estudios universitarios de Comunicación".
Como ejemplo, la FAPE recuerda que según el EGM, entre los directores de los 15 primeros periódicos españoles editados en papel, sólo una, Ángeles Rivero en 'La Nueva España', es mujer. Esta situación también se extrapola a las asociaciones de periodistas, entre las que 18 de las 49 federadas y 7 de las 16 vinculadas en la FAPE tienen una presidenta a la cabeza, al igual que la propia Federación.
Por este motivo, la FAPE anima a las empresas periodísticas a tener en cuenta a las mujeres a la hora de elegir a los responsables de las diferentes áreas y a favorecer planes de igualdad que aumenten el equilibrio de género, lo que, a juicio de la Federación, contribuirá a reflejar la realidad de las redacciones y a fomentar una visión más igualitaria de los contenidos.
MANIFIESTO
Las reivindicaciones de la FAPE coinciden con el Manifiesto que la Federación Internacional de Periodistas (FIP) lanza con motivo del Día Internacional de la Mujer y que ha elaborado su Consejo de Género, de cuya directiva forma parte la Federación española.
El manifiesto destaca que el informe anual del Proyecto de Monitoreo Global de Medios relativo a 2015 señala que "el progreso de las mujeres en los medios de comunicación se detiene". Además, la investigación, realizada en 114 países, ha demostrado que las mujeres constituyen "sólo el 24% de las personas que aparecen en informaciones en el periódico, la televisión y las noticias de radio, exactamente el mismo nivel que se encontraba en el informe de 2010".
INFORMES REGIONALES
Estos resultados coinciden con muchos de los informes regionales y nacionales presentados en el Consejo de Género de la FIP, que hará públicos con motivo del Día Internacional de la Mujer e incluyen instantáneas de la situación de las periodistas en Palestina, África, América Latina, Europa, México y Perú.
Según estos informes, en muchas regiones la violencia, la seguridad, la continua intimidación y el acoso contra las periodistas siguen siendo frecuentes; en otras, destaca el sexismo y la discriminación en las redacciones y las contrataciones; y es un hecho, en casi todas, la falta de acceso a promociones y puestos de trabajo directivos para las mujeres, que tienen las tasas más bajas de re-contratación y se ven más a menudo obligadas a trabajar en condiciones inestables.
La FIP alude en su informe a la encuesta más completa realizada hasta la fecha sobre las mujeres periodistas, elaborada por la Fundación Internacional de Mujeres de Medios (IWMF), en 2014. En ella, dos tercios de las encuestadas admitieron haber recibido amenazas, intimidación o abuso en relación con el trabajo periodístico, un tercio de las cuales procedían de su jefe. Además, la mitad habría sufrido acoso sexual, y una quinta parte, violencia. La mayoría de estos abusos no se denuncian por temor a las represalias, que van desde la pérdida del trabajo hasta las amenazas e, incluso, el asesinato.
Así, la FIP considera estos temas una parte importante de sus agendas, e insta a todos sus afiliados a buscar la manera de erradicar estas amenazas que impiden avanzar en la igualdad en la información y en las redacciones. Además, recuerdan que para poner en práctica estas medidas son necesarias leyes, declaraciones y acuerdos.