Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El FIB no esquiva la crisis

Los 'fibers' ya están llegando  a Benicàssim. Vídeo: Informativos Telecinco.telecinco.es
Con una estimación de 120.000 espectadores a lo largo de los cuatro días de conciertos (aún quedan abonos a la venta, cuando en 2009 se agotaron dos meses antes), el FIB Heineken afronta nuevamente las consecuencias de la crisis económica y la competencia de otros festivales veraniegos que, como el Arenal Sound de Burriana (Castellón) o el Low Cost de Benidorm (Alicante), ofrecen carteles no tan completos pero sí con entradas y abonos más baratos.
Esta es la primera edición bajo la dirección del empresario irlandés Vince Power, quien tras haber comandado festivales como el de Glastonbury se ha hecho con la empresa Maraworld de los hermanos José y Miguel Morán, ahora desvinculados del proyecto.
El público nacional recupera terreno
Para la decimosexta edición, la organización asegura que el público nacional recuperará terreno y que cada jornada de conciertos reunirá a entre 30.000 y 32.000 personas, frente a las 50.000 que "reventaron" diariamente la cita de 2009.
En lo musical, el centenar de conciertos arranca el jueves con el ex Kinks Ray Davies, Charlotte Gainsbourg (hija de Serge Gainsbourg y Jane Birkin), Kasabian y Broken Bells como principales atractivos del Escenario Verde.
Para el viernes, la atención estará puesta en los neoyorquinos Vampire Weekend, que actúan por primera vez en Benicàssim convertidos ya en uno de los grupos "indies" más respetados, y en Hot Chip, DJ Shadow, el Strokes Julian Casablancas, el ex Joy Division y ex New Order Peter Hook, Goldfrapp, Timo Maas, Sr.Chinarro y uno de los nombres más insólitos en la trayectoria del festival, Ilegales, que han incluido al FIB en su gira de despedida.
Prodigy y Gorillaz
El sábado se vivirá seguramente el momento más "hooligan" con Prodigy, el grupo que en los 90 sentó las rentables bases de la fusión entre la música de baile y el rock con discos como "The fat of the land"; también destacarán los conciertos del ex Stone Roses Ian Brown, el regreso de The Specials y PiL o la despedida de los españoles Sunday Drivers.
En cuanto al domingo, todas las miradas irán dirigidas hacia la primera actuación en España de Gorillaz, la banda inicialmente virtual formada por el ex líder de Blur Damon Albarn que este año, con "Plastic Beach" (en el que colabora desde Lou Reed hasta Snoop Dogg y Mos Def), se ha erigido como el "supergrupo" más alabado por la crítica y más apetecible para disfrutar en directo.
El primer rapero del FIB
La última jornada del FIB también destacará por ser la primera de su historia en tener a un rapero consagrado en el Escenario Verde, el británico Dizzee Rascal, junto a su compatriota Lily Allen, los electrónicos Letfield y los ya habituales Echo and The Bunnymen. BQM