Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fantasmas del pasado: Tras la muerte de Peaches Geldof, Michael Hutchence e INXS regresan

Ayer conocíamos la trágica noticia de la muerte de Peaches Geldof, la hija del músico Bob Geldof y de la difunta presentadora de televisión, Paula Yates. La modelo fallecía ayer en su casa de Kent(Inglaterra) a los 25 años de edad y su muerte ha sido una definida por la policía como "inexplicable y repentina". Su padre, Bob Geldof difundía un mensaje donde mostraba su profunda tristeza por esta muerte. Peaches deja a dos hijas de uno y dos años.
Esta repentina muerte no es desgraciadamente la primera que sacude a esta familia. La madre de Peaches, Paula Yates, falleció el 17 de septiembre de 2000, el mismo día que su hija Pixie cumplía diez años. La autopsia reveló más tarde que una sobredosis de heroína fue la causa de la muerte de la importante presentadora. Una pérdida que llegó cuando Peaches tenía once años y la traumatizó de por vida. Siempre recordando a su madre, la modelo subió fotos con ella de pequeña en su cuenta de Instagram, horas antes de su repentina muerte.
Pero años antes del fallecimiento de su madre otro terrible suceso sacudió a su familia. El matrimonio de sus padres estaba terminado, cuando Paula Yates inició una relación con el vocalista de Inxs, Michael Hutchence. Fruto de este amor nació la hermanastra pequeña de Peaches, Tiger Lily. Una relación que tuvo un final muy dramático.
Michael Hutchence era todo un ídolo en su país natal, Australia. Hijo de un poderoso empresario australiano, su belleza y encanto natural le sirvieron para enamorar a miles de mujeres, entre ellas a por entonces jovencísima Kylie Minogue. Años de éxito con su grupo de Inxs que se terminaron estrepitosamente la noche del 22 de noviembre de 1997.
El líder de Inxs salió a cenar junto a su padre y regresó pronto al hotel donde se alojaba, el Ritz-Carlton. No acudió a su habitación sino que decidió tomar una copa en el bar del hotel. Allí coincidió con su ex, Kim Wilson y el que por entonces era pareja de esta, Andrew Rayment. Tomó algo más con ellos y les invitó a subir a su habitación. Pasaron las horas y Andrew se quedó dormido, por lo que Michael les invitó a que se fueran a casa. Horas después la camarera que acudía a limpiar encontró el cuerpo sin vida del músico. ¿Pero qué es lo que ocurrió en la habitación 524 del hotel Ritz-Carlton?
LA IMPOSIBILIDAD DE VER A PAULA, LE DESTROZÓ
Nada más conocer la muerte de Michael Hutchence, los rumores acerca de la causa corrieron como la pólvora. En un primer momento se especuló con que el músico de 37 años podía haber muerto después de practicar la autoasfixia erótica. La autopsia del cadáver relevó que no había indicios de que Michael hubiese mantenido relaciones sexuales esa noche, pero sí había restos de alcohol, cocaína y medicamentos, como prozac, y es que según la declaración de Kim estuvo consumiéndolos toda la noche como si fueran caramelos. La investigación determinó que el líder de Inxs se había suicidado.
Su pareja Paula Yates rota de dolor viajó a Sidney, y años después relevó lo que había sucedido esa noche. La presentadora llamó a Michael de madrugada y le confesó que no podría viajar a Australia con él, su ex Bobd Geldof le había prohibido viajar con sus tres hijas: Fifi, Peaches y Little Pixie, ya que él era quien tenía su custodia. Esto rompió de dolor a Michael y comenzó una noche de tormentosa para él.
El líder de Inxs llamó hasta en dos ocasiones a Sir Geldof, con la clara intención de hacerle cambiar de opinión. La primera no tuvo respuesta, pero en la segunda los gritos e insultos se adueñaron de la conversación. Michael le suplicó que dejase viajar a Paula con sus hijas a Australia, pero el músico irlandés se negó.
Las últimas palabras que quizás pronunció Michael fueron las que dejó en el contestador de su manager: "Estoy jodido para siempre". El periodista Julián Ruiz analiza esa trágica muerte en la web plásticos y decibelios, donde afirma que en varias entrevistas con Bob Geldof jamás habló bien de Michael Hutchence.
UN FUNERAL RETRANSMITIDO EN DIRECTO POR LA TELEVISIÓN
La despedida al líder de Inxs fue multitudinaria. La ceremonia se llevó a cabo en la catedral de San Andrés de Sidney e incluso fue retransmitido en directo por la televisión. Su hermano Rhett y los hermanos Farris de Inxs fueron los encargados de llevar su féretro. Muchos cantantes de la época quisieron despedirse de Michael, Nick Cave cantó su tema "Into my arms". Sus cenizas fueron repartidas entre su familia, su amor Paula Yates y sus compañeros de Inxs, y hasta Jason Donovan que fue novio también de Kylie Minogue, con el que se acabaría casando.
Michael Hutchence vuelve a ser noticia hoy, años después de su muerte a raíz del fallecimiento de la Peaches Geldof, la hija de su gran amor Paula Yates.