Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Felipe VI destaca el consenso y respecto a la diversidad como garantía del mantenimiento de la unidad del español

El Rey Felipe VI ha afirmado su "voluntad", junto a la Reina Letizia, "de continuar estimulando" el trabajo académico sustentado en la acción común de la Real Academia y sus Academias hermanas de América y Filipinas, que "sobre la base del consenso y del respeto a la diversidad, constituye la garantía del mantenimiento de la unidad de la lengua española".
Así se ha expresado el monarca durante el discurso que ha pronunciado para cerrar la solemne sesión pública conmemorativa del III Centenario celebrada en la sede de la Real Academia Española, en la que se ha presentado la 'Edición del Tricentenario' (23ª) del Diccionario de la lengua española y se ha celebrado el Día de la Fundación pro Real Academia Española.
"La Corona de España ha mantenido a lo largo de estos tres siglos su firme compromiso de apoyo y respaldo a la labor de la Academia. Me agrada recordar especialmente el impulso decisivo que mi padre el Rey Don Juan Carlos dio al trabajo académico durante su reinado, con particular atención a la denominada política lingüística panhispánica", ha señalado.
En los cerca de diez minutos que ha durado su intervención en la sesión, presidida por el Rey Felipe VI y la Reina Letizia, el monarca ha indicado que la Academia "afronta en la actualidad los retos que le plantea un tiempo nuevo" en el que el idioma español se ha convertido ya, a su juicio, "en la segunda lengua de comunicación internacional", así como en un "activo económico de primer orden".
"Las posibilidades, hasta ahora insospechadas, que ofrecen las nuevas tecnologías deben ser aprovechadas para cumplir de la mejor manera posible la vocación académica de servicio a la sociedad", ha defendido.