Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Festival de Málaga enfila su recta final con una comedia y un "thriller"

La actriz Pilar Barden durante la presentación en el XIII Festival de Cine Español de Málaga la película "La Vida Empieza Hoy". EFEtelecinco.es
La sección oficial del decimotercer Festival de Cine Español de Málaga ha enfilado hoy su recta final, con ocho de los once largometrajes en competición ya presentados, con la proyección de "La vida empieza hoy", una comedia de la española Laura Mañá, y "Rabia", un "thriller" del ecuatoriano Sebastián Cordero.
Mañá ha retratado en tono de comedia el sexo durante la vejez en su cuarta película, en la que un grupo de hombres y mujeres de la tercera edad asisten a clases de sexualidad y se enfrentan a la incomprensión de sus hijos, que se preguntan "si papá y mamá todavía hacen el amor".
En el reparto están Pilar Bardem, Rosa María Sardá, Mariana Cordero, María Barranco, Sonsoles Benedicto, Lluis Marco, Fernando Tielve y los argentinos Eduardo Blanco y Osvaldo Santoro.
El proyecto surgió cuando la coguionista, Alicia Luna, habló a Mañá de la existencia de unas clases de sexo para la tercera edad y la directora comprobó "que no eran unas clases de profesores y alumnos, sino de un grupo de personas que buscan estar acompañadas y aprender qué hacer con su tiempo".
"Las sensaciones no se jubilan nunca y somos sexuales desde que nacemos hasta que morimos", ha dicho en rueda de prensa Mañá, que cree que "La vida empieza hoy" comparte con sus otras películas "el optimismo y las ganas de vivir y de no perder el tiempo, porque no se sabe cuándo acaba la vida".
Cuando escribía la historia, la directora tenía "miedo" de no saber "encontrar el tono justo", pero cree que el resultado es una película "delicada, respetuosa y nada didáctica".
Con este tema del sexo en la vejez también podría "haber hecho un drama, pero habría sido otra película", según Mañá, que considera que en todas sus películas "está el humor" por encima de los temas que le "mueven" a escribir.
Por su parte, Sebastián Cordero ha presentado "Rabia", una adaptación de la novela homónima de Sergio Bizzio que se desarrolla en el ambiente claustrofóbico de una mansión familiar, con un reparto en el que figuran Concha Velasco, Icíar Bollaín, Álex Brendemühl y Xabier Elorriaga.
Los protagonistas de la película son la pareja formada por José María (Gustavo Sánchez Parra) y Rosa (Martina García), inmigrantes suramericanos ambos, albañil él y empleada doméstica ella.
Un enfrentamiento de José María con su capataz termina con la muerte accidental de éste, y a partir de ese momento el protagonista se refugia en la mansión donde trabaja Rosa, sin contárselo a ella, y comienza allí una vida secreta.
Cuando leyó la novela, Cordero vio que tenía "un potencial cinematográfico gigante", ha afirmado en rueda de prensa el director, que cree que, pese a tratarse de una adaptación, es entre sus tres películas la que siente "más personal y más cercana".
En el libro estaba presente "una lucha de clases y una tensión del albañil y la empleada doméstica con la burguesía de la casa", y en la película lo ha llevado "un paso más allá" y ha querido "jugar con el contraste".
"Era interesante la idea de un amor imposible entre los dos personajes, que se lo juegan todo y creen en algo que la lógica parece condenar desde un principio, mientras que alrededor de ellos todas las historias de pareja son relaciones de amor fallidas", ha dicho Cordero.
Por ello, existe "de fondo" una "visión latinoamericana idealista del amor y la familia, que ve este idealismo muy cínicamente", ha añadido.