Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fran Rivera y Lourdes Montes por fin se darán el "sí quiero"

Lourdes Montes y Fran Rivera se casan y podrán cumplir su anhelo de hacerlo en una iglesia. Estos meses no han sido buenos para el diestro, perdió en los juzgados la batalla legal por la custodia de su hija y no tuvo reparos en publicar su impotencia y su indignación a través Twitter. Aun así estos obstáculos en el camino de su felicidad no le hacen perder la sonrisa, la alegría llega a su vida gracias a su pareja Lourdes Montes. Según a anunciado la revista Qúe Me Dices la pareja se casa y puede que lo hagan en septiembre en la ciudad de Sevilla, en la capilla de Los marineros de la Hermandad de Triana.
La feliz noticia era una crónica anunciada, Lourdes confesaba hace unas semanas en su presentación como imagen de 'Born in pardise' que tenían pensado pasar por el altar una vez conseguida la nulidad matrimonial de Fran con Eugenia Martínez de Irujo. La pareja esperaba con impaciencia este gran paso para poder hacer realidad sus deseos, pues bien, la nulidad matrimonial llegó hace tan sólo una semana y ya han podido desvelar su enlace. Fran deseaba volver a pasar por el altar con Lourdes, pero esta vez por la Iglesia, pero antes debía arreglar los papeles con su expareja de la que se había divorciado hace años y llevaban mucho tiempo de trámites en el Tribunal de la Rota. Ahora ya tienen su recompensa.
La abogada también auguró que si algo tiene claro para su boda es que pasará por el altar con un diseño suyo, aunque aún no tienen nada pensado en su cabeza. Encantada con la ceremonia anterior que celebraron, comenta que esta será prácticamente igual aunque " a lo mejor se nos ocurre algo distinto". Las declaraciones de Lourdes dejaron claro que la relación con Fran va viento en popa y que están muy felices y enamorados, ahora por fin podrán sacarse su espinita y celebrar una ceremonia religiosa por todo lo alto.