Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

François Hollande no aclara su estado civil, pero promete hacerlo: "Este no es ni el lugar, ni el momento"

François Hollande ha ofrecido una multitudinaria rueda de prensa celebrada en el Elíseo donde sus problemas sentimentales se han convertido en el primer orden del día. El presidente francés ha dejado muy claro que "los temas personales se tratan en privado", pero admitiendo por primera vez que está atravesando una grave crisis con su pareja Valérie Trierweiler, tal y como publica el diario Le Monde.
Nada más empezar la rueda de prensa las preguntas iban enfocadas a sus problemas personales, preguntas que ha esquivado con un "no es el lugar ni el momento". Aún así dada la insistencia ha querido zanjar el tema diciendo: "Todo el mundo, en su vida personal, puede atravesar situaciones difíciles. Es nuestro caso. Estamos pasando momentos dolorosos. Pero los asuntos privados se tratan en privado".
Unas palabras que no han sido suficientes para los periodistas que continuaban preguntando si Valérie seguía siendo la primera dama de Francia, algo que Hollande ha prometido aclarar antes de su próximo viaje oficial a Estados Unidos el próximo 11 de febrero.
Hollande ha confesado sentirse "indignado" por las fotografías que veían la luz la semana pasada de él junto a la actriz Julie Gayet en la publicación semanal Closer, dejando entrever una posible relación. Publicaron hasta siete páginas de imágenes de la supuesta pareja desatando así el escándalo ya que el presidente de Francia 'mantiene' una relación con la que hasta ahora sigue siendo la primera dama, Valérie Trierweiler. Ha recalcado que se ha violado su derecho a la intimidad, pero que no emprenderá medidas legales al respecto por razón de equidad y reforzará las medidas contra tales abusos.
Trierweiler continúa ingresada desde el pasado 10 de enero tras "sentirse agotada por la tensión" según informó su consejero, Patrice Biancone, al diario Le Figaro. Esto ocurrió poco después de que salieran a la luz las fotografías del presidente con la actriz que aseguraban que mantenían una relación sentimental desde hace tiempo.