Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fundación Juan March recorrerá el arte británico más importante desde el siglo XV al XX

La Fundación Juan March ha preparado una exposición para este otoño en la que el visitante podrá recorrer las manifestaciones del arte británico realizado entre los siglos XV y XX.
'La isla del tesoro. Arte británico de Holbein a Hockney', como se titula esta muestra, abrirá sus puertas al público el próximo 5 de octubre y permanecerá abierta hasta el 20 de enero de 2013.
En total, la muestra reúne 180 piezas, entre pinturas, esculturas, obra sobre papel, libros, revistas y fotografías, realizadas por más de un centenar de artistas y procedentes de diversas colecciones e instituciones europeas, principalmente británicas.
Este material, que abarca más de cinco siglos, está organizado en siete apartados: desde los ejemplos de escultura religiosa dañada por los iconoclastas puritanos durante la Reforma, hasta las piezas pop de Blake o Hamilton, el conceptualismo de Richard Long o la emblemática instalación de Toni Cragg ('Britain Seen from the North', de 1981).
TESORO AÚN "POR DESCUBRIR"
En concreto, las secciones de esta exposición son: 'Destrucción y Reforma' (1520-1620), 'La revolución y el Barroco' (1620-1720), 'Sociedad y sátira' (1720-1800), 'Paisajes de la mente' (1760-1850), 'Realismo y reacción' (1850-1900), 'Modernidad y tradición' (1900-1940) y 'Un mundo feliz' (1945-1980).
La idea que subyace al proyecto ha sido preguntarse dónde estaba y dónde está, en lugar de qué era y qué es el arte británico en sus cinco siglos de historia, así como su vitalidad.
El título de la muestra hace referencia a la novela homónima del escritor británico Robert Louis Stevenson, y trata de reflejar cómo la isla tiene un tesoro --su arte, su pintura y escultura-- que, como casi todos los tesoros, está aún medio oculto y por descubrir.