Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fundación Juan March propone un acercamiento a las Floras de Giuseppe Arcimboldo

La Fundación Juan March presenta desde este viernes hasta el 2 de marzo la exposición de pequeño formato 'Giuseppe Arcimboldo. Dos Pinturas de Flora', en la que por primera vez se mostrarán públicamente dos magníficos óleos sobre tabla pintados por el artista italiano, uno en 1589 y el otro alrededor de 1590.
'Flora' y 'Flora Meretrix', las obras que constituyen esta muestra, pertenecen a colecciones particulares y no han formado parte de las últimas grandes exposiciones sobre el artista. Ambas fueron celebradas en su momento como obras maestras y son dos ejemplos de las 'cabezas compuestas' de Arcimboldo, realizadas con el excepcional virtuosismo de un miniaturista.
En estas obras, el artista comforma ambas cabezas y bustos a base de flores, pequeños animales y otros elementos del mundo natural, elegidos con precisión y relacionados con el asunto a representar, pero únicamente reconocibles al contemplar de cerca las obras.
El director de la Fundación Juan March, Javier Gomá, ha destacado este viernes en la presentación de la muestra que lo que diferencia a Arcimboldo de los impresionistas es que "de lejos se ve la imagen de una mujer, y al acercarse hay rasgos muy detallistas en miniatura".
El jefe del Departamento de Pintura Italiana y Francesa (hasta 1700) del Museo del Prado, Miguel Falomir, ha añadido a este respecto que ambos cuadros fueron "concebidos para una doble contemplación, de lejos y de cerca, pues son como un puzzle de pequeñas flores".
"Cada miniatura se puede ver sola, pero están unidas con toda lógica", ha subrayado, para después agregar que Arcimboldo era un "pintor caprichoso pero también con una sólida base científica". Además, ha resaltado que esta muestra tiene una "tremenda importancia como explicación de la sensibilidad artística de finales del siglo XVI".
MITO DE CLORIS
Cada una de las Floras de la muestra representa una de las dos tradiciones clásicas que arrancan del mito de Cloris, quien, embarazada de Céfiro, dios del viento, se transformó en la ninfa Flora. Las dos Floras son: la ninfa 'Flora', representación de la primavera y alegoría de la concordia y la fecundidad natural, virtuosa y casta; y la 'Flora Meretrix', mundana y sensual.
La guinda a estas obras las ponen los marcos del reconocido historiador italiano Federico Zeri (1921-1998), quien utilizó la técnica clásica de las 'pietre dure', muy empleada en la época de Arcimboldo, cuyo rico colorido resalta y prolonga el de las pinturas.