Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fundación Mario Benedetti tendrá su sede en Montevideo y cinco directores

La poeta Sylvia Lago (centro) será la presidenta y los otros cuatro directivos serán el también poeta Eduardo Galeano, el cantautor Daniel Viglietti, el ex diputado socialista Guillermo Chifflet y Ricardo Elena "todos amigos muy cercanos a Benedetti". EFE/Archivotelecinco.es
La Fundación Mario Benedetti, en honor al escritor uruguayo fallecido hace un mes, tendrá por sede Montevideo, continuará su labor en el ámbito cultural y de los derechos humanos y será dirigida por cinco directores, dijo hoy a Efe Ariel Silva, secretario personal del poeta durante años.
"Mario dejó en su testamento instrucciones sobre quienes dirigirán la Fundación y los objetivos", agregó Silva.
La poeta Sylvia Lago será la presidenta y los otros cuatro directivos serán el también poeta Eduardo Galeano, el cantautor Daniel Viglietti, el ex diputado socialista Guillermo Chifflet y Ricardo Elena "todos amigos muy cercanos a Benedetti", agregó.
Además, la Fundación "estará abierta a otros allegados" del poeta, que no ocuparán cargos directivos, pero "igualmente estarán próximos", como es el caso del escritor español Juan Cruz, destacó Silva.
"Confiamos en que antes de fin de año pueda estar operativa, pero dependerá un poco de los plazos legales referidos a su testamento", agregó.
"Benedetti no quiso abrir ninguna institución con su nombre en vida, porque entendía que se podía considerar como una falta de modestia", destacó el que fuera su secretario personal.
Allegados al poeta señalaron al diario El Observador que la Fundación sería la heredera de su patrimonio y de los ingresos futuros por sus derechos de autor.
Además, el hermano del poeta, Raúl Benedetti, y varios de sus amigos estarían contemplados en el testamento.
"Mario dejó instrucciones sobre los objetivos de la Fundación para respaldar escritores jóvenes, realizar talleres, concursos, becas e impulsar la literatura", destacó Silva a Efe.
El tema de la defensa de los derechos humanos "será otro de los pilares de la Fundación por su expreso pedido".
Benedetti, muerto el 17 de mayo a los 88 años, fue un permanente defensor de los derechos humanos y vivió exiliado durante la dictadura que gobernó en Uruguay entre 1973 y 1985.
Ese grupo de amigos del autor deberá decidir, además, cómo y cuándo se publica su última obra de poemas "Biografía para encontrarme".
"Mario también dejó por escrito su deseo de que esa obra se publique", destacó Silva, que también estará vinculado a la Fundación.
Además, señaló que el apartamento en el que residió Benedetti en el centro de Montevideo y en el que falleció el 17 de mayo tiene en la actualidad una guardia policial permanente.
"Hay cientos de libros y otros objetos de mucho valor y para evitar cualquier sorpresa desagradable se pidió esa guardia permanente, mientras se decide la futura ubicación", destacó Silva.
Autor de más 80 libros de poemas, novelas, relatos y ensayos, Benedetti obtuvo reconocimientos internacionales como el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (1999), el Premio Iberoamericano José Martí (2001) y el Premio Internacional Menéndez Pelayo (2005), entre otros.