Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gemma Cuervo revive a La Celestina en una nueva versión "lúdica y divertida" de este clásico de las letras castellanas

La actriz barcelonesa Gemma Cuervo revive a La Celestina en una nueva versión "lúdica y divertida" de este "gran" clásico de las "letras castellanas" del que se representarán dos funciones, este viernes y el sábado, en el Palacio de Festivales de Cantabria.
Cuervo ha destacado en rueda de prensa que La Celestina tiene "un texto dificultoso" por lo que es "un reto" para cualquier actriz, pero en esta producción de Secuencia 3 se presenta la historia de "manera comprensible y directa", aunque respetando "perfectamente" a Fernando Rojas.
Esta obra utiliza un lenguaje "rico", desde "culto" a "rústico", para contar las "partes oscuras de la sociedad renacentista" en España que se muestran con una disposición escénica "inmediata", en la que las escenas van "una detrás de otra", con el tiempo justo para coger "aliento", ha explicado Cuervo.
La actriz, que ha considerado a La Celestina como una de "las más grandes piezas de las letras castellanas" junto a El Quijote y Don Juan Tenorio, ha indicado que la versión muestra "lo esencial" de la obra de una forma "exquisita", dando a la representación "matices muy distintos" a los vistos hasta ahora.
Una esencia que se centra en "el carpe diem" y, destacando la "brevedad" de la vida, se muestra "lo importante que es el momento" porque "nunca se sabe lo que va a suceder" después, ha precisado Cuervo, que con esta obra regresa al teatro tras casi 10 años dedicada a la televisión.
La obra ejemplifica "las cosas que no se deben hacer" a través de los personajes, que representan cada uno diferentes formas de vivir "extremas", desde la "lujuria" a la "avaricia", que les llevan a terminar sus vidas.
La actriz ha considerado que Rojas, con la obra La Celestina, quería alertar: "cuidado con lo hacemos con nuestras vidas" porque, según "la inteligencia" de cada uno, acabaremos de una u otra forma. "Cada uno tiene su final", ha apostillado Cuervo.
Por ejemplo, Melibea era "una mujer adelantada a su tiempo que eligió suicidarse", una elección que tomó tras la muerte de "su gran amor", Calixto, el "único" hombre con el que "ha podido deleitarse" y que "torpemente" ha fallecido, ha descrito la actriz.
SU PERSONAJE, LA CELESTINA
Por otro lado, la actriz ha manifestado que ha tenido "una dedicación muy cercana" a este personaje, ya que lo ha estudiado "muy en profundidad" para conseguir hacer una Celestina "muy cercana al ciudadano" y que éste comprenda a esta mujer "camaleónica" que, aunque no lo pareciese, tenía "su parte de humanidad".
A este respecto, Cuervo ha detallado que Celestina hacía una "trasmutación de su personalidad" dependiendo del ambiente en que se estuviese moviendo, es decir, pasaba de ser "culta", a "rústica" o "ruda" en función de las personas con las que trataba. Llega a utilizar lenguaje de "Aristóteles o Descartes", entre otros, ha destacado.
Sobre el escenario, Cuervo ha señalado que la propuesta es "atractivísima", con un decorado "lleno de realismo mágico", en el que "se ha obviado la escenografía tétrica y lúgubre" de otras versiones. "Se muestra la historia de otra manera", ha opinado.
Finalmente, Cuervo ha manifestado que la obra está teniendo "mucha aceptación", y ha añadido que "el interés de la gente es lo que hace que el mundo artístico esté vivo".
En la rueda de prensa, ha estado acompañada por el director del Palacio de Festivales, Juan Calzada, que ha anunciado que las entradas de las dos funciones, que serán a las 20.30 horas de este viernes y sábado, están agotadas.