Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Genoveva Casanova: "No me imagino boda ahora, no me la imagino"

La escritora Genoveva Casanova se dejó ver en ARCO después de algún tiempo retirada de los medios y es que como ella mismo confesó, ha estado estudiando mucho para los últimos exámenes de Filosofía de la carrera que se está terminado de sacar por la Universidad de México.
CHANCE: Siempre el champán es por ocasiones especiales ¿cuál te gustaría que fuera tu próximo brindis?
Genoveva Casanova: Yo creo que me gustaría brindar por ejemplo por el cumpleaños de mis hijos que viene en verano, por estar con mi familia en verano, por una cena que tengo de amigos dentro de nada.
"ESTOY ENCERRADA EN CASA Y NO SALGO CASI NADA, ESTOY ESTUDIANDO, NI TE IMAGINAS"
CH: Es una buena ocasión para brindar por el amor.
G.C: Sí, el champan es para brindar. Y con amigos también.
CH: ¿A lo mejor eres más de tequila?
G.C: Si me haces escoger entre un tequila y un Ruinart, lo tengo difícil.
CH: Uno después que otro
G.C: Exacto.
CH: ¿Qué estas estudiando?
G.C: Filosofía, me falta un año. Estoy encerrada en casa y no salgo casi nada, estoy estudiando, ni te imaginas.
CH: Animada para volver a escribir otro libro
G.C: Sabes que primero la tesis, y cuando acabe. Lo que pase que empecé con la segunda novela y justo se me atravesó la posibilidad de volver a la universidad y deje una cosa. Y ya poco a poco.
CH: ¿Cómo será la segunda novela?
G.C: No sé, seguro que van a pensar que lo saque de alguna historia mía.
CH: Eso decían que había paralelismo. ¿Qué tal Cayetano?
G.C: Esta muy bien, está mucho mejor, está muy recuperado.
CH: ¿Está ganado peso?
G.C: Va despacito, porque primero tiene que recuperarse, pero ahí va poquito a poco.
CH: ¿Monta a caballo?
G.C: No todavía no.
CH: ¿Tiene ganas de volver?
G.C: Sí, pero tiene que ir despacio, la recuperación se tarda.
"EMPECÉ A SEGUIR LA DIETA MACROBIÓTICA PORQUE PASABA EN CASA MUCHO TIEMPO"
CH: ¿Ha sido duro para tus hijos?
G.C: Sí, lo han vivido con mucha preocupación.
CH: Has estado siempre a su lado ¿cómo es Cayetano como enfermo?
G.C: Siguiente pregunta.
CH: Como nos alegramos de que este sano ¿verdad?
G.C: Sí, está muy bien. La verdad es obediente.
CH: Te veo más delgada ¿Estás haciendo dieta, deporte?
G.C: Deporte no, la verdad que he perdido músculo. Pero cuando volví de verano me encerré en casa a estudiar y como casi no he salido he estado comiendo todo el tiempo comida macrobiótica y sana, y perdí peso en nada.
CH: Pero normalmente es al revés, cuando estudias haces viajes a la nevera.
G.C: Los viajes sí, siempre reserva de patatas fritas, chocolate, pero bueno en general la dieta la cambie por completo. Empecé a seguir la dieta macrobiótica porque pasaba en casa mucho tiempo, lo malo es cuando sales por ahí te penen el jamón.
CH: Es que para los macrobióticas todo es veneno
G.C: Es difícil, pero hay una pirámide y más o menos tienes que seguir esa alimentación.
CH: El jamón serrano no engorda y es sanísimo ¿puedes?
G.C: Puedes pero muy poquito. No es bueno obsesionarse con nada.
"NO ME IMAGINO BODA AHORA, NO ME LA IMAGINO"
CH: ¿Tiendes a ser vegetariana?
G.C: Lo soy por temporadas, tengo que reconocerlo. Lo que pasa que el jamón siempre puede contra todo.
CH: Has pedido la nulidad a Cayetano ¿tenias ganas de pedirla os has hecho por algo en especial?
G.C: No, hace mucho tiempo que yo pensaba. Lo comentamos en ocasiones, lo valoré y por consejo de abogados, está en curso. Es un trámite que se toma su tiempo, tampoco he estado muy encima de cómo va el proceso. No lo he hecho por ninguna razón en específico, es por el día que se puede o tenga la posibilidad, pues tener la posibilidad de crear un matrimonio con mis creencias.
CH: ¿Es algo de los dos él sabe de este proceso?
G.C: Es algo que he solicitado yo, el claro que sabe. Se ha enterado por mí.
CH: ¿Cómo te imaginas esa boda?
G.C: No me imagino boda ahora, no me la imagino. Me imagino una investidura de licenciada.
CH: ¿No tienes ganas de boda?
G.C: No está en mis planes la verdad, tengo ahora muchísimas cosas y muchas responsabilidades, y él también. No es algo que hemos planteado.
CH: ¿Seguimos llevando bien que seáis siete hijos?
G.C: Sí, se lleva fenomenal.