Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gigi Hadid podría dejar la moda

Gigi Hadid empezó desde muy niña en el mundo de la moda, su carrera arrancó a los dos años, cuando fue imagen de Baby Guess. ¡Y ya tenía madera de estrella! Hija del promotor palestino Mohamed Hadid y con un padrastro como David Foster, encargado entre otros del éxito de algunos temazos de Withney Houston, tenía todos los papeles para convertirse en una celebrity como ha sido, pero su rumbo iba a ser totalmente diferente.
Con más de 17 millones de seguidores en su cuenta de Instagram está claro que su carrera como modelo no le puede ir mejor: ha desfilado para los más grandes e incluso se ha colgado las alas de ángel de Victoria's Secret, pero ella es mucho más que una cara bonita que vive de su cuerpo y de la repercusión que tiene en las redes sociales porque se ha formado mucho antes de subirse a la pasarela.
Durante su etapa en el instituto, fue capitana del equipo de volley y a pesar de eso sacaba notazas porque sus padres siempre se preocuparon mucho por sus estudios, de hecho, de no haberse dedicado a la moda ahora su vida sería totalmente diferente, como han señalado sus padres recientemente.
Según han comentado en el especial de The Real Housewives Of Beverly Hills: Secrets Revealed, la idea de Gigi era dedicarse a la psicología criminal porque es lo que realmente le fascina. "Le gusta tanto la rama de lo penal y la psicología que en un par de años la veo volviendo a la universidad con el título", comentó su madre Yolanda Hadid.