Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno vasco constata un empeoramiento del nivel de los alumnos en euskera y matemáticas

Precisa que la caída no es "significativa", pero reconoce que la evolución no es la "deseable"
El Gobierno vasco ha constatado que los resultados de los alumnos de los centros públicos y concertados en euskera y matemáticas no evolucionan de la manera que sería "deseable", al haberse detectado en 2015 un empeoramiento, aunque escasamente "significativo", del nivel obtenido en estas materias. En el caso del castellano y el inglés, la situación se mantiene estable, mientras que los resultados en ciencias han mejorado.
La consejera de Educación del Gobierno vasco, Cristina Uriarte, ha presentado este lunes en el Parlamento autonómico la 'Evaluación Diagnóstica' realizada el pasado año a los alumnos de 4º de Educación Primaria y 2º de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) de los centros públicos y concertados de Euskadi.
Esta evaluación se ha realizado a 21.167 alumnos de Primaria, casi 500 más que los que participaron en la anterior prueba, elaborada en 2013, y a 20.221 estudiantes de ESO, casi 800 más que hace dos años. La evaluación analiza los niveles de rendimiento de los alumnos en comunicación lingüística en euskera, castellano e inglés, así como en matemáticas y ciencias.
Los datos aportados reflejan un empeoramiento de los resultados en euskera respecto a 2013. En Primaria, el porcentaje de alumnos con un nivel avanzado de competencias en esta lengua ha caído de un 26 a un 25,7 por ciento, mientras que en el nivel medio se ha registrado una caída de casi cinco puntos (al pasar de un 43,4 a un 38,2 por ciento). Por el contrario, la cifra de alumnos con un nivel 'inicial' en esta lengua aumenta seis puntos y se sitúa en un 36,1 por ciento.
CASTELLANO
En 2º de ESO, el porcentaje de estudiantes con un nivel avanzado en euskera pasa del 21,2 al 16,4 por ciento, y el de los alumnos con un nivel medio cae del 41,7 al 37,8 por ciento. La tasa de estudiantes con un nivel 'inicial' se sitúa en el 45,8 por ciento, unos ocho puntos más que en 2013.
En el caso de la comunicación lingüística en castellano, los resultados apenas reflejan variaciones respecto a hace dos años. En Primaria, la tasa de alumnos con un nivel avanzado ronda el 27 por ciento, mientras que un 62,4 por ciento tiene un nivel medio. En la ESO, el 29 por ciento tienen un nivel avanzado y un 57,6 por ciento, un nivel medio.
INGLÉS
Los niveles de rendimiento en comunicación lingüística en inglés tampoco muestran cambios importantes. En Primaria, el 21,4 por ciento tiene un nivel avanzado, mientras que un 55,2 por ciento presenta un nivel medio. En Secundaria, estas cifras son del 25,3 y del 58,6 por ciento, respectivamente.
La evaluación muestra un leve empeoramiento en los niveles de matemáticas, que en Primaria se traduce en una caída de 4,5 puntos en el porcentaje de alumnos con un nivel avanzado, que se sitúan en el 31,7 por ciento. La tasa de alumnos con un nivel medio pasa del 52,8 al 54,5 por ciento.
En la ESO, los estudiantes con un nivel avanzado de matemáticas se sitúa en el 21,8 por ciento (5,4 puntos menos que hace dos años), mientras los que tienen un nivel medio suben 3,2 puntos y se sitúan en el 61,8 por ciento.
CIENCIAS
El apartado de ciencias es el que presenta una evolución más positiva, con incrementos del porcentaje de alumnos con un nivel avanzado tanto en Primaria, como en Secundaria. En Primaria, esta tasa aumenta 0,4 décimas y alcanza el 20,2 por ciento, una mejora que en Secundaria, donde hay un 17 por ciento de estudiantes con un nivel avanzado, es de 2,1 puntos.
La consejera de Educación ha reconocido que esta evaluación "no representa la evolución positiva que sería deseable". No obstante, ha matizado que la tendencia es "estable" y que las diferencias "oscilan en una horquilla que, estadísticamente, se considera una variación razonable".
"MEJORAR"
Uriarte ha subrayado que las diferencias respecto a 2013 no son "significativas" y que incluso pueden deberse a las diferencias en el método empleado para las pruebas. De todas formas, ha reconocido que es necesario adoptar medidas para "mejorar".
La consejera, pese a todo, ha reconocido que en el caso del euskera, en las últimas ediciones de esta evaluación "no se muestra una mejora" y que, desde 2011, los resultados son "cada vez más bajos".
Uriarte ha afirmado que el 'modelo D', en el que todas las asignaturas se imparten en euskera y el castellano es una asignatura, "no garantiza la competencia lingüística" de los alumnos en lengua vasca.
"Es necesario observar cómo se está enseñando el euskera y las distintas competencias en euskera", ha manifestado. La consejera, no obstante, ha manifestado que para hacer frente a este problema no basta con limitarse al ámbito de las aulas, sino que también ha que "incidir" en aspectos sociales.