Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno mantiene el recorte a la partida destinada a financiar RTVE que ya aplicó en 2012 y 2013

El Gobierno mantiene para el año que viene el recorte a la partida destinada a financiar RTVE que ya aplicó en 2012 y 2013, según figura en el proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado de 2014 que este lunes se presenta en el Congreso de los Diputados.
Concretamente, RTVE recibirá un total de 292,74 millones de euros, de los que 281,42 millones se corresponden con la prestación del servicio público de radio y televisión, y el resto, 11,32 millones, se aplican a las actividades de la Orquesta y Coro de RTVE, la misma cantidad que en 2013.
Además, el Gobierno cede a la corporación el cien por cien del rendimiento de la tasa sobre reserva de dominio público radioeléctrico, hasta un máximo de 330 millones de euros, el mismo porcentaje del año pasado. Por otro lado, se destinan 31 millones a pagar los costes de la deuda acumulada por el Ente Público RTVE en liquidación, 43 millones menos que en 2013.
En los Presupuesto Generales del Estado del año pasado, el Gobierno redujo la subvención del Estado a RTVE un 14 por ciento (en 50 millones), hasta dejarla en 292,7 millones de euros. Este recorte se sumó a la disminución de 204 millones de euros que el Ejecutivo ya aplicó en 2012 a los presupuestos de la corporación.
El Consejo de Administración de RTVE, que ya contaba con que en 2014 se iba a mantener el recorte de ingresos del Estado, aprobó en una reunión el pasado 20 de septiembre el presupuesto de la corporación para 2014, con unos ingresos globales previstos de 940 millones de euros, una cantidad similar a la de 2013.
Esta cifra supone una reducción del 21,6 por ciento en relación a los 1.200 millones de euros que la Ley de Financiación de RTVE aprobada por el anterior Ejecutivo en 2009 preveía que debía ingresar cada año la corporación.