Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

González-Sinde admite un "desequilibrio" en la oferta de películas en catalán

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, ha reconocido hoy en Barcelona que el borrador de ley de Cine de Cataluña "denota claramente que hay un desequilibrio" entre la realidad y la oferta cultural catalana.
En su primera visita oficial a Cataluña, la ministra ha considerado que "es natural que haya intentos para corregir ese desequilibrio", como hace el citado borrador al proponer que la mitad de las películas extranjeras que se exhiban en los cines de Cataluña estén dobladas o subtituladas en catalán.
González-Sinde ha advertido también que el cine y la cultura europeas "podrían estar perdiendo espacios" y ha señalado la "preocupación por reequilibrar las reglas del juego".
Ante la eventual modificación de los hábitos del público del cine, "es natural que los distribuidores, que no están pasando por buenos momentos, se muestren sensibles a los cambios" y se ha manifestado partidaria de "una conciliación entre derechos y deberes".
Respecto al modelo lingüístico catalán, la ministra ha destacado: "uno de los valores que podemos aportar es la diversidad y la especificidad" y ello "nos debería preocupar bastante" ante la supremacía anglosajona.
El derecho de los ciudadanos españoles a hablar su lengua, ha señalado González-Sinde, "sólo puede contribuir a mejorar el lenguaje, que es nuestra herramienta, el color con el que pintamos nuestros cuadros, y es irrenunciable".
En cuanto al traspaso a Cataluña del Museo Arqueológico de Tarragona, reclamado por la Generalitat desde hace tiempo, González-Sinde ha dicho que ya ha hablado de ello con el conseller de Cultura, Joan Manuel Tresserras, "es un asunto que hay que evaluar y agilizar" y la Administración "lo está estudiando de manera constructiva".
La ministra ha hecho estas declaraciones a preguntas de los periodistas tras visitar el Liceo y ha dicho que "estudiará, cuando llegue el momento", la aportación de su departamento al contrato-programa del teatro lírico barcelonés, que ha calificado de escenario de la lírica mundial y orgullo español.