Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gran Premio de Mónaco reúne a rostros famosos

Justin Bieber, Patrick Dempsey y Louis Tomlinson, locos por las carreras de coches. Mónaco fue el centro de atención del mundo del motor el pasado fin de semana. El Gran Premio de Montecarlo es probablemente la más concurrida de las pruebas del Mundial de Fórmula, emblemático circuito urbano que atrae a estrellas de todo el mundo. Por eso,es fácil toparse con cantantes, actores y modelos en los aledaños del asfalto monegasco.
Como Justin Bieber, amigo y acérrimo seguidor de Lewis Hamilton, que logró su primera victoria en la competición en un accidentado gran premio protagonizado por la lluvia. El joven canadiense compartió una instantánea con el piloto británico, en la que le daba la enhorabuena por su enorme victoria. Imagen que, a pesar de reunir más de un millón de 'Likes', no ha logrado superar la buena acogida del nuevo semidesnudo del ídolo musical, que revolucionó las redes con un selfie ataviado solo con sus calzoncillos Calvin Klein, sujetándose sus partes pudendas.
Patrick Dempsey, un acérrimo seguidor del mundo del motor, fue otro de los rostros conocidos que se trasladaron hasta la costa francesa. El que hasta hace unos meses fuera piloto de carreras de Porsche en el Mundial de Resistencia, estuvo muy atento a todo lo que sucedía en el paddock y en el circuito durante la competición, aunque también tuvo que atender sus compromisos promocionales con una conocida marca de relojes, de la que es embajador y que patrocina su equipo Dempsey Racing.
Adepto a la velocidad es también Louis Tomlinson, que mostró todo su apoyo a Daniel Ricciardo, piloto de la escudería Red Bull. Acompañado por su novia, la actriz Danielle Campbell, el miembro de One Direction siguió los últimos momentos antes de que el corredor australiano tomara la salida. Sonriente a pesar de la lluvia, el cantante británico apoyó al deportista de 26 años, que se quedó a las puertas del podio tras mantener un duro duelo con el piloto británico de Mercedes.