Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Grecia pide el retorno de los frisos del Partenón desde el nuevo museo de la Acrópolis

Vista parcial del exterior del nuevo museo que se inaugura el sábado con una gran fiesta donde los monumentos de la Acrópolis de Atenas, un tesoro milenario y de valor incalculable, tendrán por fin el marco que se merecen. El edificio alberga reliquias de hasta 2.500 años de antigüedad encontradas durante diversas excavaciones en la roca sagrada de la Acrópolis. EFEtelecinco.es
El nuevo Museo de la Acrópolis fue inaugurado hoy en Atenas en medio de una gran expectación y con la renovada esperanza de conseguir el retorno a Grecia de los mármoles del Partenón expoliados a principios del siglo XIX por el Reino Unido y que se exhiben en Londres.
En presencia de unos 300 invitados, como el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Duraro Barroso, y el secretario general de la UNESCO, Koichiro Matsuura, el presidente griego Carolos Papulias, declaró que "ha llegado la hora de curar las heridas del monumento con el regreso de los frisos (expoliados)".
Barroso dijo que "después de tantos años de trabajo todos los países del mundo estaban esperando" el nuevo museo de la Acrópolis que esté "en plena armonía con la roca sagrada".
El moderno edificio de cristal, cemento y hierro, con 14.000 metros cuadros de espacio de exposición construido en el barrio Makriyanis, a 300 metros de la roca sagrada, alberga más de 4.000 piezas arqueológicas exclusivas de la Acrópolis y restos de las ciudades descubiertas durante las excavaciones.
El ministro griego de Cultura, Antonis Samaras, expresó en la ceremonia de inauguración su esperanza de que algún día esas valiosas piezas serán devueltas a su lugar de origen.
En un acto simbólico de reunificación, el ministro colocó el original de la cabeza de la diosa Iris sobre la copia de una metopa del Partenón que se encuentra en el Museo Británico de Londres.
"Las piezas que no se encuentran aquí, las que fueron expoliadas hace 207 años, volverán (...) los mármoles llaman a los mármoles", manifestó Samaras.
"No podemos negociar sobre la propiedad de los mármoles, ni sobre nuestra dignidad (...) ni tampoco legalizar el saqueo de hace dos siglos (...) sólo podemos apoyar la integridad del monumento", agregó.
El primer ministro griego, Costas Caramanlis, declaró que "celebramos hoy un acto cumbre del museo del monumento máximo de la civilización antigua".
Para inaugurar el recinto, Caramalis colocó el resto de un cántaro para el vino del siglo III antes de Cristo en el suelo, cubierto por un cristal. El primero en pasar por encima, siguiendo el ritual para sellar la construcción de un recinto en los tiempos de la Antigüedad fue el presidente heleno.
Un gran espectáculo en la calle acompañó la apertura con imágenes proyectadas en los muros exteriores del recinto de restos arqueológicos que cobraban vida, acompañado de música antigua.
Numerosos transeúntes y turistas que se acercaron al lugar desde temprana hora coincidieron en que se trataba de "un espectáculo digno de la Acrópolis".
Todos los atenienses con los que habló Efe en los últimos días declararon sentirse orgullosos del museo tras 33 años de concursos arquitectónicos, pleitos y retrasos por los descubrimientos arqueológicos durante su construcción entre 2003 y 2007.
Los invitados de honor, entre ellos líderes de varios países europeos y una veintena de ministros de Cultura y de Exteriores, hicieron hoy un recorrido por las tres plantas del recinto.
Los grandes ausentes fueron los representantes del Reino Unido, el país que se niega desde hace años a devolver decenas de piezas de la Acrópolis, expuestas en el British Museum de Londres, que asegura haberse hecho legalmente con ellas.
El museo permanecerá abierto a partir de mañana, domingo, durante doce horas para recibir hasta el miércoles a los primeros 2.250 visitantes que se inscribieron por Internet.
A continuación, se ofrecerán visitas por sólo un euro hasta fines del presente año, cuando a partir de 2010 el precio de las entradas aumentará a los cinco euros.
Las autoridades griegas, que han invertido unos 130 millones de euros en nuevo museo, espera recibir unos dos millones de visitantes cada año.