Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guillermo Solana, director del Thyssen: "No siempre lo más excelente es lo más popular"

Solana reconoce que la colección permanente ha de ser "repensada en conjunto" y que comenzará la tarea tras el 25 aniversario del museo
"No siempre lo más excelente es lo más popular", ha manifestado el director artístico del Museo Thyssen-Bornemisza, Guillermo Solana, quien el próximo mes de septiembre celebra sus 12 años al frente de esta institución, una labor que no se plantea abandonar. "Me quedaré aquí hasta que se cansen de mí", ha dicho.
Solana ha reconocido que la colección permanente del centro ha de ser "repensada en conjunto" y que comenzará con esta tarea tras el 25 aniversario del museo, el próximo 8 de octubre, aunque ha admitido que existe "poco margen para cambios".
Según ha señalado durante una entrevista concedida a Europa Press, mientras que el Reina Sofía, por ejemplo, tiene fondos en sus almacenes, el Thyssen muestra en sus salas el 90 por ciento de su colección, tal y como obliga el estatuto.
El museo abrió sus puertas el 8 de octubre de 1992 y tras cinco lustros Solana hace un "balance positivo", puesto que el Thyssen ha experimentado un "cambio de espíruto" así como un aumento en el número de visitantes: cuando llegó, sus salas recibían entre 650.000 y 700.000 personas, una cifra que desde entonces ha cogido "velocidad de crucero" y que se mantiene en torno a un millón anual.
Esto se debe, en parte, a los cambios iniciados por su predecesor en el cargo, Tomás Llorens, quien supo atraer a los ciudadanos a la colección permanente al potenciar las exposiciones temporales, más allá de la "magnífica colección en un magnífico palacio".
En cuanto a las cifras de visitantes del primer semestre de 2017, que descendieron un 28 por ciento respecto al mismo periodo del pasado año, ha señalado que "no están yendo bien" en relación con la "calidad" de las muestras programadas en esta primera parte del año, aunque alerta acerca de lo que queda tras el comienzo del próximo curso: la muestra 'Picasso/Lautrec', que se podrá visitar entre octubre y enero de 2018. En cualquier caso, entiende un posible "bajón" y señala que después de más de una década no se pone nervioso con las "oscilaciones".
2016: AÑO DE LA "PLENA" RECUPERACIÓN
En cuanto al presupuesto para 2017, Solana ha señalado que la caída de la subvención ha sido pequeña, teniendo en cuenta además que en los últimos años de la crisis hubo una "subida importante" de la subvención pública. "El Gobierno ha hecho un gran esfuerzo en los años en los que lo necesitaba más", destaca Solana, quien pone de relieve que los resultados "estupendos" de 2016 ponen de manifiesto que el pasado año fue un ejercicio de "plena recuperación".
"No tenemos ninguna queja", ha destacado Solana, quien agrega que los años difíciles "han pasado ya", en referencia a los ejercicios 2013, 2014 y una parte de 2015, cuando el consumo retraído, con resultados de visitas un tercio más bajos de lo previsto.
En 2012, el museo dejó de contar con el apoyo de Caja Madrid, un acuerdo "excepcional" por el que el Thyssen recibía en torno a los 2,5 millones de euros al año en una "relación de confianza casi ilimitada", algo que ha dejado de existir hoy en día, tal y como ha indicado Solana. Desde entonces, aunque no han logrado socios del "calibre" de la entidad bancaria, han conseguido patrocinios "estables".
Mastercard --que financia la entrada gratuita al museo los lunes--, BBVA, que patrocina el programa tecnológico de apps, Japan Tobacco International, que colabora en al menos una exposición al año, o la Comunidad de Madrid son algunos ejemplos de la política de apoyos "más modestos" para sacar adelante las exposiciones.
En este sentido, preguntado por la Ley de Mecenazgo que incluye el Plan 20/20 de la Secretaría de Estado de Cultura para la actual legislatura, Solana ha indicado que cualquier norma que favorezca el patrocinio les beneficia, aunque prefiere confiar en el ahora y no en el posible impacto de medidas futuras.
En esta línea, Solana pone el acento sobre un cambio en las preferencias del público, que quiere "un patrocinio más social y menos de alta cultura", alejado de la apariencia de "cultura de lujo". "Se asocian las inauguraciones de las exposiciones con el brillo, pero nuestro equipo está dedicado al día a día", ha precisado.
El director del Thyssen, licenciado en Filosofía por la Universidad Autónoma de Madrid y doctor en Filosofía, compara su misión al frente del museo con la actividad que dejó en la universidad, puesto que, según recalca, la labor del museo también es "educativa".
Preguntado por el director del Museo del Prado, Miguel Falomir, quien ha sustituido este año en el puesto a Miguel Zugaza, ha señalado que es un "gran historiador del arte" de "prestigio internacional", por lo que celebra que se haya puesto al frente del museo no solo a un gestor. "Es muy importante que al frente esté alguien con prestigio intelectual, y Falomir tiene mucho", ha concluido.