Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El artista Gustavo Torner presenta en Palma los 72 trabajos de su "Obra Última"

Vista de una obra del artista español Gustavo Torner que ha presentado hoy en la Galería Atalaya de Palma (Mallorca) los 72 trabajos pictóricos y escultóricos que componen su "Obra Última". EFEtelecinco.es
El artista español Gustavo Torner presentará en la Galería Atalaya de Palma (Mallorca) los 72 trabajos pictóricos y escultóricos que componen su "Obra Última", en la que será, después de muchos años, la primera exposición que el creador de la "Escuela Conquense" realiza en el mundo.
La colección está compuesta por un total de 72 obras (70 pinturas y 2 esculturas) en las que el artista trata de entender y plasmar el interior del ser humano interpretando, además, la percepción de la naturaleza más directa.
Las pintura de "Obra Ultima", en acrílico sobre lienzo, van más allá de esta interpretación. Bajo el título "Praescriptura", el artista de Cuenca interpreta la primera forma escritura y cuestiona tanto sus orígenes como la necesidad que tiene el hombre por comunicarse.
Torner, nacido en Cuenca en 1925, es una figura clave en el arte moderno español. Constituyó, junto con los artistas Gerardo Rueda y Frenando Zobel la llamada "Escuela Conquense", lugar que se forjó como una de las primeras iniciativas destinadas a introducir en España las nuevas corrientes del arte moderno.
Con el paso de los años, su carrera -que alterna la pintura y la escultura con muchas otras expresiones artísticas como la ópera o los figurines de teatro- ha sido calificada de "extraordinaria y exquisita" por los grandes nombres del mundo del arte.
Además de su obra materializada, Torner -doctor Honoris Causa por la Universidad de Castilla-La Mancha- cuenta con un vasto currículum en el que destaca su cargo en la Academia de Bellas Artes de San Fernando, su paso como asesor por la Fundación Juan March o su labor de diseñador de salas en el Museo del Prado, en Madrid.
El último trabajo del artista, que permanecerá expuesto en la Galería Atalaya desde el 5 de febrero hasta el próximo 30 de marzo, ha sido presentado hoy en Palma por el vicepresidente del centro Riskal, Juan Gelabert, el director de la Galería Atalaya, Adolfo Ferrín, y la sobrina del artista, Fuencisla Zomeño Torner.
Zomeño ha transmitido el agradecimiento y el entusiasmo que, el creador de obras como "La rectitud de las cosas", sintió cuando fue invitado "a un sitio tan maravilloso como Mallorca", un lugar al que finalmente no ha podido acudir.
"Gustavo estaba entusiasmado con la idea de venir a Mallorca a ver su obra. Trato de buscar la forma de hacerlo en barco y taxi, ya que hace años que no viaja en avión. Finalmente, teniendo que su corazón no está bien, decidió no venir, aunque lo ha lamentado mucho", ha dicho su sobrina.
Zomeño ha definido al artista, su tío, como un "personaje renacentista que ha hecho de todo", una persona amante de las matemáticas y muy vinculado a la naturaleza y a la cultura, en su sentido más amplio.
"Es un hombre tremendamente culto al que le apasionada quedarse sólo con sus libros y sus revistas. Una persona en constante meditación, que entiende que el arte es lo que permite al ser humano llegar a algo más, que siente el arte como el centro de todo", ha explicado.
La obra expuesta en la Galería Atalaya de Palma respira de las fuentes de Jason Polloc o Filippo Brunelleschi, entre otros muchos artistas y es la primera vez que ve la luz desde que fuera plasmada en material por el conquense en al año 2007.