Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hilos tensores: Push up facial sin cirugía

Se trata de una de las soluciones faciales más novedosas del mercado de la cosmética que ofrece Clínica Menorca. Los hilos tensores son una técnica de rejuvenecimiento que tiene como objetivo corregir la pérdida de posición de las estructuras faciales sin recurrir a la cirugía.
Su colocación es sencilla y se realiza a medida de las necesidades de cada cliente. La eficacia y durabilidad de los tratamientos efectuados están en constante investigación y hasta ahora, los ensayar clínicos de seguimiento demuestran una eficacia al cabo de tres años con un porcentaje de satisfacción superior al 80%. Si no sabes de lo que hablamos, nosotros te informamos:
¿EN QUÉ CONSISTE EL TRATAMIENTO?
La intervención se realiza con anestesia local aplicada a lo largo del trazado sobre el que se va a realizar la colocación del hilo. La duración del tratamiento oscila entre 30-45 minutos. Posteriormente el paciente puede volver a su vida normal. El retensado facial con hilos subcutáneos se realiza en una sola sesión. Dependiendo de la zona a tratar el trazado de los hilos puede ser recto (papada), en forma de "u" (cejas) o en "x" (mejillas).
INDICACIONES
Los hilos tensores son una técnica excelente para recuperar la tensión de los tejidos de forma inmediata y a largo plazo, mejorando el contorno del rostro. Están indicados para levantar el tercio superior, para realzar las mejillas y tensar la papada. Podemos decir que es un tratamiento intermedio para eliminar la flacidez que no es posible tratar con sustancias de relleno.
CARACTERÍSTICAS DE LA TERCERA GENERACIÓN DE HILOS TENSORES
Esta tercera generación de hilos de suspensión incorporan tres grandes innovaciones con respecto a sus predecesores:
son los primeros hilos flexibles y elásticos, la silicona con la que están fabricados les confiere flexibilidad y una elasticidad similar a la del tejido, permitiendo una gesticulación natural.
La silicona es de grado médico con un núcleo de poliéster que da resistencia y control de la elasticidad; en cada centímetro a lo largo del recorrido del hilo hay 24 espículas redondeadas en 3D para proporcionar una excelente fijación al tejido, que permite su colocación con una técnica fácil sin necesidad de anclajes ni suturas.
VENTAJAS CON RESPECTO A SUS ANTECESORES
La gran diferencia de estos hilos de tercera generación con respecto a sus predecesores estriba en la técnica de colocación, mucho más sencilla; y en la durabilidad y naturalidad de los resultados, más de dos años, aunque dependen de cada persona.
Los hilos que se han utilizado hasta ahora eran de monofilamento, no elásticos y fabricados con polipropileno con una fijación baja e inconstante. Eran hilos de sutura, no reabsorbibles.
RESULTADOS
Los ensayos clínicos realizados han demostrado que los resultados permanecen durante un mínimo de dos años, y son totalmente naturales. Esta opción intermedia no necesariamente reemplaza a una cirugía, ahora mínimamente invasiva, pero por su acción preventiva en el avance de la flacidez y por su acción de anclaje, puede retrasarla en años.