Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Historias cruzadas de la mano de Arriaga

La cinta cuenta la historia de Sylvia (Charlize Theron), una mujer que emprende un viaje emocional hacia un momento crucial de su pasado. En este viaje a través del espacio y el tiempo entrará en contacto con personajes dispares. En México, María (Tessa la) vive feliz con su padre y su mejor amigo hasta que un trágico accidente lo cambia todo. En la ciudad fronteriza de Las Cruces dos adolescentes, Mariana (Jennifer Lawrence) y Santiago (JD Pardo) luchan por sacar adelante su amor después de la repentina muerte de sus padres.
En el papel principal, Arriaga necesitaba una mujer que fuera capaz de transmitir un trauma muy profundo y que al tiempo resultara atractiva para el público. Charlize Theron fue la elegida. La actriz sudafricana ganó un Oscar por su papel como Aileen Lee Wuornos en Monster (2003), una mujer herida debido a una juventud traumática.
"No exagero cuando digo que Guillermo ha inventado más o menos todo un nuevo modo de narrar películas", afirma Walter Parkes, uno de los productores de la película. Parkes asegura que lo que le entusiasmó del proyecto fue "su singular enfoque estructural para desenredar y aclarar el misterio emocional de un personaje central, Sylvia, quien realmente se halla en el eje de toda la historia".
Todos estos personajes colisionarán en un mismo camino hacia el poder del amor prohibitivo a través de la historia de Gina (Kim Basinger), un ama de casa que vive en un remolque en medio de la nada. Gina emprenderá una aventura apasionada que hará que conectará a Sylvia y a los demás haciendo que sus mundos colisionen y se precipiten en un camino que colisiona con el explosivo poder del amor prohibitivo. Para el director, Basinger aportaba "un tipo de fragilidad que le iba muy bien al personaje".