Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ignasi Guardans vincula las futuras ayudas al cine con la taquilla

El director del Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales (ICAA), Ignasi Guardans (i), y el director de cine Alex de la Iglesia, ayer en la inauguración de la semana del cine español en Los Ángeles, "Recent Spanish Cinema", en la sede de la Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (EGEDA) en EEUU. EFEtelecinco.es
El director del Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales (ICAA), Ignasi Guardans, aseguró que las futuras subvenciones al cine premiarán a los proyectos más taquilleros, según dijo anoche a Efe.
Guardans, que acudió a la apertura de la décimo quinta edición del ciclo de cine español "Recent Spanish Cinema" en Los Ángeles, se mostró firme en su intención de reformar el ICAA, tanto para la concesión de ayudas, como en su funcionamiento interno, así como en el papel que puede jugar contra la piratería.
"La prioridad es la orden ministerial de las nuevas ayudas al cine. El texto estará listo en 10 días para que entre en vigor en cuatro o cinco meses", comentó Guardans, que adelantó las líneas básicas que se recogerán en ese documento.
"No le voy a decir al cine español cómo tiene que hacer sus películas, lo que sí puedo decir es cómo voy a proponer gastar el dinero público", afirmó.
En la concesión de subvenciones se valorará la calidad de los proyectos para lo que se tendrán en cuenta premios en festivales, habrá un capítulo para los directores noveles, y para el resto de producciones "las ayudas estarán muy relacionadas con la taquilla", explicó.
"Acabará siendo el público quien decida las ayudas. A partir de ahí, el que quiera gastar su dinero en sus películas sin audiencia... no seré yo quien lo corrija", declaró el político, que no obstante calificó de "utopía" pensar que en un futuro el cine europeo pueda subsistir sin financiación de los estados.
"Lo importante es que el apoyo público se haga de forma eficaz y que produzca resultados que sirvan para consolidar la industria, y no que vaya a proyectos de forma independiente", indicó.
La orden ministerial reforzará así mismo el apoyo a las películas españolas en lenguas cooficiales tanto dentro como fuera del país "porque su mercado es más pequeño".
Guardans coincidió en Los Ángeles con el futuro presidente de la Academia de Cine, el director Alex de la Iglesia, que accederá al cargo este mes y quien pretende dar continuidad al trabajo realizado por su predecesora, la ahora ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde.
De la Iglesia quitó importancia al efecto de las subvenciones a la hora de producir películas en España, ya que "suponen sólo un 33 por ciento del presupuesto y se cobran años después del estreno" e insistió en que "la gente no sabe cómo se hacen las películas".
"Yo tuve que hipotecar mi casa", confesó el cineasta y productor, que consideró que hay que acercar el cine a los ciudadanos para recuperar al público y mejorar la cuota de mercado.
Uno de sus principales objetivos como presidente de la Academia será incluir en esa organización a distribuidores y exhibidores de cine.
"Pienso que es fundamental que formen parte de la Academia. Que tengan voz y voto, y que trabajemos juntos para que el cine español ocupe el sitio que merece", indicó.
Guardans mantuvo el jueves una reunión con Robert Pisano, presidente de la Motion Picture Association of America (MPAA) -organismo que representa a los productores y distribuidores de cine de EEUU- con quien coincidió en la necesidad de combatir la piratería mediante "represión" contra los delincuentes y "pedagogía" social.
"Hay que hacer un esfuerzo para que la gente entienda el daño que hace esto al sector. Hemos hablado también de la posibilidad de cambios en los métodos de distribución, la secuencia con la que una película llega a las carteleras", dijo.
Para Guardans "buena parte de la piratería se fundamenta no tanto en el precio, que también, sino en la falta de disponibilidad de títulos" en el mercado, un problema de calendario de estrenos que tienen encima de la mesa los estudios.
El director del ICAA insistió en la necesidad de ofrecer una "alternativa legal y legítima" a la piratería, que para Alex de la Iglesia pasaría por internet.
"Estoy convencido de que en el futuro las películas se harán para la red directamente", declaró De la Iglesia.
Fernando Mexía