Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'El Incidente', cómo hacer reír con una trama apocalíptica

M. Night Shyamalan y Mark Walhberg han visitado Madrid para presentar 'El Incidente'. Vídeo: Informativos Telecincotelecinco.es
Su propósito: "Hacer el mejor filme de serie B que nunca se hubiera hecho", asegura el director, productor y guionista. La trama comienza en Nueva York, cuando sin motivo aparente comienzan a ocurrir multitud de suicidios, en principio se piensa que provocados por una sustancia vertida por terroristas en los parques de la ciudad.
En Filadelfia, el profesor de ciencias Elliot Moore (Walhberg) comienza la huida hacia tierras de Pennsylvania junto a su mujer Alma (Zooey Deschanel) y su compañero de trabajo Elliot (John Leguizamo), que va con su hijita Jess (Ashlyn Sanchez). Pero el supuesto 'virus' les persigue, encontrando en su escapada pueblos enteros desolados y con todos sus habitantes muertos en circunstancias extrañas.
Sin mensaje
El propio director reconoce, en la rueda de prensa que ha dado junto al protagonista de la película en Madrid, que la cinta no pretende lanzar ningún tipo de mensaje, sólo quiere ser "la mejor película de serie B". "El cine es entretenimiento y, en este caso, quería que con la película nos riéramos", señala, recordando, no obstante, que la cinta tiene un final "desesperanzador".
Shyamalan explica que la historia de 'El incidente' arrastra al espectador a intentar desvelar un misterio. "Siempre me apasionan las cosas extrañas", apunta el director. Además asegura que todas sus películas hablan sobre la inocencia porque es "parte de mi personalidad".
Walhberg, que nunca había trabajado en una película de terror como ésta, reconoció haber sentido cierta similitud con su personaje, ya que se considera "una contradicción ambulante". "Tengo bajones o veo las cosas con energía y muy positivo. Y Shyamalan me inspiró un montón", reconoció un actor al que su vida personal le va "muy bien". "Soy feliz y positivo", declara. BQM