Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Instituto Cervantes de Madrid abre al público la mayor exposición de la obra del fotógrafo José Suárez

La sede central del Instituto Cervantes, en Madrid, acoge desde este jueves una exposición de fotografías de José Suárez, uno de "los grandes nombres de la fotografía española del siglo XX", según ha anunciado la institución.
La muestra, que está abierta al público desde este 26 de mayo hasta el próximo 11 de septiembre, presenta 173 instantáneas (además de documentos y publicaciones) reunidas bajo el título 'Unos ojos que piensan' que da nombre a la exposición comisariada por Xosé Luis Suárez Canal (sobrino del autor) y Manuel Sendón Trillo.
Los responsables de la instalación han destacado la figura de Suárez como un "artista innovador" y el responsable de "incorporar las vanguardias europeas" en la fotografía española, además de amigo de "destacados intelectuales" como Unamuno, Alberti, Ayala o Bergamín, a muchos de los cuales retrata.
"Fue un hombre viajero por vocación y por obligación, un gallego inquieto y explorador, un hombre de firmes convicciones liberales y democráticas por las que se verá abocado al exilio", subraya el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, en la introducción del catálogo de la exposición.
Pese a ello, se trata, según el crítico de arte Juan Manuel Bonet, de un artista "traspapelado" que "todavía no ha sido descubierto por el gran público, ni apenas enseñado en solitario como se merece" fuera de Galicia.
Entre las fotografías, publicaciones y objetos que se muestran figuran retratos de algunos de los intelectuales y artistas que conoció. La exposición recorre las tres "etapas vitales" del fotógrafo en tres secciones en las que se aborda, en primer lugar su paso y sus estudios en Salamanca y su regreso a la Galicia de los años 30 con sus "mariñeiros", en segundo lugar el exilio durante la Guerra Civil y sus viajes por Hispanoamérica y Japón y, en tercer lugar, su retorno en 1959 y el trabajo que emprende a partir de entonces.
Además de la muestra, el Instituto Cervantes tiene previsto organizar mesas redondas, visitas guiadas y otras actividades relacionadas con la exposición mientras esté instalada en Madrid y, después, llevará la muestra a Japón, Argentina y Brasil, según ha indicado.