Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Instituto Cervantes trabajará por aumentar el turismo idiomático

El Instituto Cervantes trabajará por aumentar el turismo idiomático en España, un sector en auge que impulsa el conocimiento de nuestra lengua y supone un gran activo económico que crea riqueza y fomenta el empleo. Así se ha puesto de manifiesto en la sesión que la Reunión de Directores del Cervantes ha dedicado este miércoles al turismo lingüístico y al turismo de Málaga, donde se celebra el encuentro anual, que concluye este jueves.
En la sesión, celebrada en el Centro Pompidou, han participado el director Académico del Instituto Cervantes, Richard Bueno; la presidenta de la Federación Española de Asociaciones de Escuelas de Español para Extranjeros (Fedele), María del Carmen Timor; y el subdirector general de Estrategia de Turespaña, Javier Rodríguez Mañas.
A través de un comunicado, desde la institución se ha indicado que el Cervantes "promociona el turismo cultural a través de varios canales", entre los que destaca la estrecha colaboración con los centros acreditados, es decir, escuelas de enseñanza de español para extranjeros que cuentan con el aval de calidad del Instituto. Hay un total de 196 centros acreditados, de los que 156 están en España y 40 diseminados por un total de 18 países.
"El turismo idiomático y los centros acreditados somos pareja de hecho, nos retroalimentamos", ha sentenciado Bueno para confirmar la cooperación mutua y el compromiso del Cervantes. Los estudiantes extranjeros valoran sobre todo de España su imagen de país de vanguardia, su diversidad, su cultura y su arte.
La mitad de los 156 centros acreditados en España (un total de 89) están integrados en Fedele, una federación creada en el año 2000 y que recibe 97.000 estudiantes anuales, con un tiempo de estancia media de casi tres semanas y las que gastan en torno a 2.500 euros (unos 93 euros diarios). Los principales países de procedencia son Italia, Alemania, Estados Unidos, Francia y Reino Unido.
Carmen Timor --que además de presidenta de Fedele es miembro del Patronato del Cervantes-- ha dicho de sus estudiantes que "no solo les enseñamos español, sino que les emocionamos dentro y fuera de las aulas". Asimismo, ha asegurado que les facilitan las gestiones de alojamiento y les organizan visitas guiadas.
TURESPAÑA Y EL TURISMO COSMOPOLITA
Por su parte, Turespaña quiere que el Instituto Cervantes "se sume a la nueva política del Gobierno de fomentar el turismo cosmopolita", es decir, "un tipo de visitante con nivel intelectual, con sensibilidad y respeto por el patrimonio monumental, cultural y natural; un turista no agresivo, que no busca la masificación, que quiere convivir y no invadir las ciudades".
Así lo ha pedido el subdirector general de Estrategia de Turespaña, Javier Rodríguez Mañas, para quien el organismo necesita "la colaboración y la cogestión de los centros del Cervantes" en ese objetivo.
Ha señalado que es una de las conclusiones del estudio que lleva a cabo Turespaña para saber qué tipo de turista crece y a cuál realmente interesa recibir. "Ya no conviene promocionar indiscriminadamente los destinos españoles para todo tipo de visitantes", ha afirmado, sino que es preferible seleccionarlos, fomentando el turismo cosmopolita.
Rodríguez Mañas ha mostrado el deseo del organismo de seguir cooperando con el Cervantes en promocionar el flamenco, las fiestas, el arte o la cultura, pero "rediseñando una nueva forma de colaboración".