Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El derecho al olvido y el plagio en Internet, principales quejas ante la Comisión de Arbitraje del Periodismo en 2015

El mayor número de reclamaciones recibidas por parte de la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo el pasado año 2015 estuvieron referidas al derecho al olvido y la protección de datos, y el plagio en Internet.
Así se ha dado a conocer este miércoles 1 de junio en una rueda de prensa ofrecida para presentar la memoria de 2015, año en el que el organismo, nacido en 2006 a iniciativa de Antonio Fontán, ha dictaminado un total de 17 resoluciones. Desde su creación, se han dictaminado más 130 resoluciones.
En concreto, las resoluciones se han referido al derecho al olvido y la protección de datos; la información veraz y la opinión libre; el plagio en Internet; derecho a la cláusula de conciencia; respeto a la propia imagen; y la intimidad en un espacio público.
En este acto celebrado en el Centro Internacional de Prensa, en Madrid, han participado el presidente de la Comisión, Rafael de Mendizábal; las vicepresidentas, María Dolores Masana y Marisa Ciriza; y la secretaria Cristina Fuertes-Planas.
Durante su intervención, De Mendizábal ha explicado que el número de quejas ha aumentado, pero la mayoría de ellas han sido rechazadas en gran parte por "falta de legitimación activa" del denunciante.
En este punto, Marisa Ciriza ha señalado que, en ocasiones, "la confusión es total" respecto a las quejas que se presentan y ha puesto por ejemplo el caso de una que estaba en desacuerdo con una crítica cultura.
María Dolores Masana ha destacado que en torno al 70% de las reclamaciones recibidas se refieren a informaciones publicadas en medios escritos, seguidos por los digitales y los medios audiovisuales. Para Rafael de Mendizábal, esto es debido a que los consumidores de prensa escrita leen con "atención" y "se indignan".
Sobre la tipología de los reclamantes, el presidente de la Comisión ha detallado que, junto a este "fenómeno de crecimiento" de las quejas, también se da una "heterogeneidad" de quienes las presentan y ha destacado, entre ellos, el Secretariado Gitano, Alcaldías, Juntas y Gobiernos autonómicos, Consejerías, sindicatos o la Casa Real, que presentó una queja por una "entrevista ficticia" a la entonces princesa de Asturias, la hoy reina Letizia.
"INSTRUMENTO DE OPRESIÓN"
Por otro lado, durante su intervención, Masana ha advertido de que en ocasiones la legislación es un "instrumento de opresión", y ha citado leyes recientes como la de Seguridad Ciudadana, la Ley de Enjuiciamiento Criminal o la reforma de la Ley de Justicia Universal.
Así, ha pedido a los profesionales de la información "poner el foco" en estos cambios que pueden condicionar el normal desarrollo de la profesión periodística. "Es mejor un país sin gobierno, que sin prensa libre", ha declarado Mesana, para después insistir en "cuidado" con los cambios legislativos.
De Mendizábal ha comentado que la Comisión está trabajando en la creación de varios informes sobre el tratamiento de la información en el ámbito del terrorismo, la eutanasia y la violencia paterno-filial. Los dos primeros informes han sido encargados por el Observatorio Internacional de Estudios sobre el Terrorismo y por la organización médica colegial, respectivamente.
La Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo se constituye como órgano de autocontrol deontológico interno de la profesión periodística, con el objetivo de fomentar el periodismo ético desde la autorregulación independiente y responsable, a través de la mediación y el entendimiento.
La actuación de la Comisión --formada por periodistas y juristas de reconocido prestigio-- vela por el cumplimiento del Código Deontológico de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE).