Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Isabel Allende dice que las mujeres dirigentes políticas de Latinoamérica todavía educan a sus hijos en el machismo

La escritora chilena Isabel Allende ha señalado que las mujeres que han alcanzado puestos de responsabilidad en los gobiernos de Latinoamérica aún "crían a sus hijos para ser servidos y a sus hijas para servir".
Preguntada en rueda de prensa en Madrid por el aumento de mujeres que gobiernan países latinoamericanos, Allende se ha mostrado satisfecha de que por fin la sociedad se haya dado cuenta de "lo fuertes, organizadas e inteligentes que son las mujeres latinoamericanas", pero ha avisado de que su ascenso al poder "no quiere decir que haya cedido el machismo".
"Esas mismas mujeres tan estupendas todavía crían a sus hijos para ser servidos y sus hijas para servir. El machismo se podría haber terminado en una generación si las madres lo tuvieran claro, pero las madres latinoamericanas miman a los hijos varones que da pena", ha aseverado durante la rueda de prensa en la Casa de América para presentar su novela 'El juego de Ripper'.
Además, ha añadido que el aumento de la presencia de la mujer en puestos de responsabilidad en la política no se da en el sector financiero, donde "no se ven en los bancos mujeres dirigiendo nada: ellas hacen todo el trabajo y algún macho que se lleva el sueldo millonario".
En cualquier caso, Allende ha mostrado su "gran alegría" por el hecho de que Michelle Bachelet ganara las elecciones en Chile. Según ha dicho, "ganó por ella porque los partidos no aportaron nada en estas elecciones" y cree "que puede hacer un buen Gobierno por su experiencia y por contar con el apoyo del Congreso".
TRAGEDIAS DEL MUNDO
Sobre las tragedias e injusticias del mundo, Allende ha afirmado que "hay situaciones en el mundo en el que la violencia es tan espantosa que uno piensa: ¿cómo es posible que un ser humano llegue a tal grado de bestialidad y pierda por completo la humanidad y la compasión y sea incapaz de ver al otro?".
Así, ha señalado que desde la Fundación Isabel Allende se atiende a mujeres violadas de la República Democrática del Congo, donde han sido violadas medio millón de mujeres, lo que supone "un grado de violencia atroz".
"Hoy en día tenemos una sensación de que nos pesa el dolor del mundo a cada uno de nosotros" porque conocemos las desgracias que ocurren en el mundo a través de los medios de comunicación, ha indicado la escritora.
Allende ha señalado que hay una "tremenda desigualdad social", y "la gente pobre siente que no tienen acceso a todo lo que le muestren y lo que ve que tiene otra gente", mientras que los ricos se desentienden de los que menos tienen.
Así, se ha referido a la situación de violencia e inseguridad que vive Caracas, que a día de hoy "es la capital del crimen en el mundo", cuando es una ciudad que no tendría por qué sufrir esa situación, algo que también ocurre en México, ha dicho.
OPTIMISTA PESE A TODO
Pese a todo, sigue siendo "muy optimista" porque en los 71 años que lleva de vida ha visto cambiar al mundo a mejor. "Parece que camináramos en círculo pero no, subimos en espiral, siempre aprendemos algo", ha precisado.
Igualmente, ha mencionado que en la actualidad hay temas que están presentes en la sociedad que hace unos años eran desatendidos como "la ecología, la violencia intrafamiliar o el feminismo", al tiempo que ha señalado que sus "nietos están mucho más preparados para el mundo" de lo que ella estaba.
"Si hemos podido provocar esta crisis podemos resolverla. El mundo va para adelante. Y cuando terminemos con el patriarcado, entonces sí que vamos a evolucionar", ha sentenciado.