Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Israel protesta por una "ofensiva" obra de ARCO

'Stairway to Heaven' es el nombre recibe la polémica pieza artística . 'La escalera al cielo' pone a un árabe rezando en el suelo sobre el que oran un cristiano y un judío. Según Eugenio Merino, "la lectura es muy clara. La idea de la obra era ser un esfuerzo común para llegar a Dios, los tres rezando, respetando las otras religiones y los libros sagrados de cada uno".
Sin embargo, la embajada israelí cuenta en su web que "el conjunto de las obras de Eugenio Merino expuestas en ARCO incluyen elementos ofensivos para judíos, israelíes y, seguramente, para otros".
"Valores como la libertad de expresión o la libertad artística sirven en ocasiones de simple disfraz de prejuicios, de estereotipos o de la mera provocación por la provocación. Un mensaje ofensivo no deja de ser hiriente por pretender ser una obra artística", explica el comunicado.
Merino fue consciente a la hora de crear 'Stairway to Heaven' del alto voltaje de su obra . "Intenté rebajar todo lo que pudiera ser provocador porque el tema no lo permite. Pero, no lo controlas todo", explica tras afirmar que la polémica no tiene lugar.
Además, añade que si le hubieran llamado "les hubiera explicado que no soy antisemita y les hubiera explicado la idea" en torno a la que ha realizado su creación y con la que según sus palabras "no pretendía ofender".
Éxito de la provocación
La polémica está servida y la embajada israelí en España era consciente de la publicidad que iban a dar a la obra del joven artista madrileño . "Consideramos que este es uno de estos casos, y lo manifestamos siendo conscientes de que este tipo de provocaciones tiene éxito, precisamente, porque el sentido común no puede dejarlas sin respuesta", apunta.
Eugenio Merino reitera que no entiende pero respeta la reacción de Israel y confirma ser consciente de que la provocación, que dice no buscar, proporciona notoriedad.