Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Italia premia el "nuevo discurso cultural y social" de Livermore en Les Arts de Valencia

El intendente asegura que "lo más importante del arte es arrojar luz en la cabeza y el corazón"
El intendente del Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia, Davide Livermore, ha recibido este viernes la condecoración, en grado de oficial, de la Ordine della Stella d'Italia, con la que la República italiana reconoce la labor de personalidades que fomentan sus relaciones con otros países. El cantante y director de escena ha recibido la insignia de manos del embajador italiano, Pietro Sebastiani, quien ha subrayado "el nuevo discurso cultural" sin olvidar "la labor social" que está desarrollando el artista turinés en el coliseo valenciano.
El acto se ha celebrado en la sede de la Embajada de Italia en Madrid, donde Livermore ha estado acompañado por dos de sus hijos y por una representación de trabajadores del Palau de les Arts. También han acudido, el subsecretario de la Conselleria de Educación, Josep Vidal, el secretario autonómico de Cultura, Albert Girona, el cónsul de Italia en Valencia, Adriano Carbone, y el decano del cuerpo consular y cónsul de Chile, Leopoldo López.
En su discurso, el embajador italiano ha destacado el "eclecticismo e inteligencia" de Davide Livermore, quien parece "haber vivido varias vidas en una". Ha repasado su trayectoria en el mundo de la lírica hasta recalar en el Centre de Perfeccionament Plácido Domingo de Les Arts de Valencia, que "ha revolucionado y convertido en una cantera de estrellas".
Asimismo, el diplomático ha resaltado que, tras su nombramiento como intendente del teatro de ópera valenciano, "está desarrollando un nuevo discurso cultural compartido con todos los habitantes y sin olvidar su labor social". "Davide Livermore se ha propuesto hablar de belleza y arte a toda la sociedad de la Comunidad Valenciana, tanto la que vive en los barrios céntricos como en los periféricos; a los melómanos y a los jóvenes más inexpertos", ha aseverado. También ha destacado su labor para "poner brillo" a la imagen de Italia, puesto que "la cultura es la mejor embajadora de un territorio".
Por su parte, el responsable artístico de Les Arts --que se ha mostrado visiblemente emocionado durante el discurso-- ha asegurado que su "lucha" y la de cualquier artista es hacer que la gente "aprenda a pesar y pueda tener una opinión". "Lo más importante del arte -ha dicho- es arrojar luz a la cabeza y el corazón de la gente".
Livermore ha comentado que este reconocimiento le da una renovada confianza en su país, al que "ama, aunque no siempre es fácil". En este sentido, ha lamentado que a veces en el país transalpino se sufre un "museo del alzhéimer" y que los italianos no están acostumbrados a que su cabeza "vaya por delante". "Ninguno hemos leído la 'Divina Comedia ' de Dante sin leer antes las notas previas", ha puesto como ejemplo.
"NOCHE DURA" EN LA ÓPERA DE ROMA
El intendente ha reconocido que tuvo ayer una "noche dura" puesto que el estreno de su adaptación del Barbero de Sevilla en la Ópera de Roma, para celebrar los 200 años de este título de Rossini, recibió críticas del público por su puesta en escena arriesgada y que incidía en la perspectiva revolucionaria. En el montaje aparecían rostros de dictadores, entre ellos Mussolini.
El regista italiano ha admitido que le sorprendió esta reacción, "que la gente no quiera pensar" y prefiera "poner su cabeza en un jacuzzi". "Pero como artistas tenemos la responsabilidad de que la genet aprenda a pensar, a tener una opinión".
Tras el acto, Livermore ha comentado a los medios que mantiene una "relación de amor profundo, casi desesperado" con su país, aunque también de "lucha" porque es un lugar donde a menudo no se respeta la meritocracia.
"Lloro cuando hay una política italiana que baja el nivel cultural porque es más fácil gobernar a gente sin capacidad de contestar, que no tiene argumentos. No podemos llegar a esto, Italia tiene una responsabilidad ética y es responsable de dar belleza al mundo", ha rematado.