Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

J.K. Rowling, demandada por plagio

J.K. Rowling se enfrenta a una demanda millonaria por plagio. La madre literaria de Harry Potter ha sido acusada de copiar un libro escrito en 1987 por un abogado desconocido llamado Adrian Jacobs. Los herederos de este hombre, que murió en una residencia, le exigen a la escritora británica 586 millones de euros como compensación.
Los herederos de Adrian Jacobs afirman que la cuarta entrega de las aventuras del famoso mago de JK Rowling, 'Harry Potter y el Cáliz de Fuego' es un plagio de la novela de 1987 titulado 'Las aventuras de Willy el Mago'.
Este hombre, abogado de profesión, murió en 1997, el mismo año en que se publicó el primer libro de la exitosa saga.
El hijo y el nieto de Jacobs están convencidos de que JK Rowling estudió y copió la idea de las 36 páginas del escritor, en la que también aparece un niño que descubre sus poderes mágicos.
Según la demanda de los Jacobs, el escritor envió el manuscrito de 'Las aventuras de Willy el Mago' a Christopher Little, agente literario de Bloomsbury Publishing, la misma agencia que representa ahora a JK Rowling, pero la idea fue rechazada.
En la demanda presentada ante la Corte Suprema de Reino Unido, los herederos de Jacobs subrayan las similitudes entre 'Harry Potter' y 'Las aventuras de Willy el Mago', como las referencias a un tren mágico o una competición de magos en la que el joven protagonista debe rescatar a rehenes de las garras de criaturas antropomórficas.
Además de los 586 millones de euros que los herederos de Jacobs exigen como compensación -actualmente se calcula que la fortuna de JK Rowling alcanza los 656,8 millones de euros- reclaman además que no se publiquen más ediciones de 'Harry Potter y el Cáliz de Fuego' o que los beneficios de las ventas que se obtengan se compartan entre la autora y ellos.
 Bloomsbury Publishing ha negado las acusaciones tajantemente, considerándolas "infundadas, insustanciales e falsas". según informaciones de 'Contact Music' .
"JK Rowling nunca ha oído hablar de Adrian Jacobs, ni ha visto, leído o escuchado nada de su libro 'Willy el Mago' hasta que estas protestas se hicieron públicas en 2004 -casi siete años después de la publicación del primer libro de Harry Potter".
"'Willy el Mago' es un folleto insustancial de 36 páginas que tuvo una distribución muy limitada.
El protagonista de 'Willy el Mago' no es un joven mago y el libro no se desarrolla en torno a una escuela de magos. Esta demanda no tiene fundamento y nos defenderemos vigorosamente", concluye la firma.