Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jackson entra en el "olimpo" de mitos como Elvis Presley o John Lennon

Fotografía de archivo realizada el 14 de abril de 2005 que muestra al 'rey del pop' Michael Jackson a su salida del al tribunal de Santa Bárbara, en Santa María, Estados Unidos. El legendario Michael Jackson murió ayer, 25 de junio, a los 50 años en Los Ángeles, después de que fuera encontrado en su mansión de Bel Air en coma, tras sufrir aparentemente una parada cardíaca. EFE/Archivotelecinco.es
La muerte de Michael Jackson ha elevado al "rey del pop" al olimpo de los mitos musicales desaparecidos antes de tiempo, un destino que también siguieron Elvis Presley, John Lennon, Bob Marley o Freddie Mercury.
Jackson falleció ayer a los 50 años inesperadamente en su casa alquilada en el lujoso barrio de Bel Air en Los Ángeles, pocas semanas antes de su prevista reaparición sobre los escenarios en unos conciertos veraniegos en Londres para los que ya no quedaban entradas.
A pesar de que su estrella se había ido apagando durante los últimos años, especialmente desde que fue acusado de pederastia y llevado a juicio en 2005, el controvertido "rey del pop" supo mantener su legado musical intacto y alejado de las noticias que hablaban de su bancarrota y cuestionaban su moralidad.
Su fallecimiento fue el último capítulo de una vida de estrella incomprendida al que nunca dio la espalda su legión de fans y que dijo adiós como mandan los cánones del estereotipo de gloria musical.
Sus seguidores le mostraron su apoyo incondicional incluso en los momentos más difíciles, cuando estaba acosado por las acusaciones de abuso infantil, de las que finalmente fue declarado inocente, y la opinión pública criticaba sus excentricidades.
Con su muerte, el pop quedó huérfano de rey y sin un heredero claro, al igual que le ocurrió al rock cuando Elvis Presley desapareció tras sufrir un infarto en 1977 a los 42 años, los dos iconos más relevantes de la historia de la música moderna.
El "Beatle" John Lennon, símbolo del activismo pacifista, murió a los 40 años de un disparo en 1980 efectuado por un exaltado.
Los narcóticos tuvieron mucho que ver con el fallecimiento de muchas de las estrellas de la música, tal fue el caso del vocalista del grupo "The Doors", Jim Morrison, que apareció muerto de sobredosis en una bañera cuando tenía 28 años, la misma edad del guitarrista Jimi Hendrix, quien pereció asfixiado por su propio vómito en 1970.
El cáncer terminó en 1981 con la vida del símbolo de la música reggae, Bob Marley, y el sida complicó la salud del cantante del grupo Queen, Freddie Mercury, que falleció en 1991 víctima de una neumonía.
El depresivo Kurt Cobain, líder de Nirvana, se quitó la vida de un disparo después de inyectarse una sobredosis de heroína en abril de 1984.
Michael Jackson, famoso desde la infancia como integrante de los Jackson Five y un mito en vida, prevalecerá en la historia por su herencia artística, en la que figuran 13 premios Grammy, el primero de ellos conseguido cuando tenía 20 años.
La gloria le llegaría con el disco "Thriller" (1982), álbum que revolucionó el pop, no sólo por las canciones, sino también por los vídeos musicales.
La coreografía de zombis de la canción que dio nombre al LP o el tantas veces imitado paso de baile "moonwalk" que Jackson hizo suyo en la presentación del tema "Billie Jean", siguen siendo a día de hoy un referente.
"Thriller", reeditado en 2008 año para conmemorar los 25 años de su lanzamiento, es el trabajo discográfico más vendido en la historia, con más de 100 millones de copias en todo el mundo, ocho Grammy y casi 60 discos de platino, lo que le valió a Jackson la corona de monarca absoluto de la música pop.
Jackson dejó otros discos memorables como "Bad" (1987) o "Dangerous" (1991).