Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La lluvia respeta el encuentro de Jesús Resucitado con la Virgen de la Alegría en Valladolid

La lluvia ha respetado el encuentro entre Jesús Resucitado con la Virgen de la Alegría en Valladolid, donde miles de personas han celebrado la resurrección del Señor en la Plaza Mayor con la presencia de todas las hermandades.
La procesión ha comenzado a las 10.00 horas desde la iglesia de Nuestra Señora de Porta Caeli, desde donde ha partido la talla de 'Nuestro Padre Jesús Resucitado', de Ricardo Flecha (1994) y alumbrada por la cofradía del mismo nombre, por la calles Teresa Gil, Regalado, Cánovas del Castillo y Cascajares, antes de llegar a la Catedral de Valladolid.
A las 10.30 horas, y desde el templo de San Benito, ha partido la 'Virgen de la Alegría', de Miguel Ángel Tapia (1997) y portada por los hermanos de 'María Santísima de la Alegría y Las Lágrimas de San Pedro', que ha cruzado la Plaza de la Rinconada, del Ochavo, Fuente Dorada y Cascajares, para llegar a la Seo vallisoletana.
Por el contrario, el paso del 'San Sepulcro Vacío', de Alonso y José de Rozas (S.XVII) y propiedad del Museo Nacional de Escultura, no ha tomado parte del festejo debido a que a estas horas se registraban lluvias en la ciudad, sí los cofrades de 'Santo Sepulcro y del Santísimo Cristo del Consuelo'.
Una vez en el templo catedralicio, el presidente de la Conferencia Episcopal y arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, ha presidido a las 11.00 horas la misa solemne acompañado de la hermandades de 'Nuestro Padre Resucitado', María Santísima de la Alegría y Las Lágrimas de San Pedro' y la del 'Santo Sepulcro y del Santísimo Cristo del Consuelo'.
Durante el rito, Blázquez ha subrayado el lugar de Jesús y María en una fiesta de "misterio y de luz", al tiempo que ha pedido al Señor poder vivir estos momentos con esperanza, "no desalentados ni tristones", además de poder ser partícipes de la Resurrección "en este año concreto", el que "cada uno vive con sus situaciones".
"Ofrecemos este servicio precioso de alegría y esperanza", ha agregado el presidente para finalizar la homilía, momentos antes de impartir la bendición papal a todos los cientos de asistentes que se han congregado en la Catedral.
SALIDA DE LA CATEDRAL
A continuación, ambas tallas han salido de la Seo al son la banda de música de 'Nuestra Señora de la Piedad', sustituta de la 'Banda de Cornetas y Tambores La Sentencia' debido a que varios integrantes sufrieron un accidente el pasado 19 de abril cuando actuaban en Aguilar de la Frontera (Córdoba).
En torno las 13.00 horas, unos tenues rayos de sol han recibido a las primeras hermandades en la Plaza Mayor. Así, una tras otras, las cofradías han formado para ser testigos de la llegada de la Virgen y de Jesús, no sin ciertos problemas debido a la gran afluencia de cofrades, unos 2.000.
Con los pasos de Jesús Resucitado y la Virgen de la Alegría enfrentados y a las puertas de la Casa Consistorial, pasadas las 13.45 horas, el arzobispo ha pronunciado un 'fervorín' y ha impartido la bendición apostólica a las miles de personas que han acompañado la celebración de la Resurrección en la capital del Pisuerga. El acto ha concluido con la tradicional suelta de palomas.
Finalmente, todas las hermandades han roto la formación para procesionar junto con las cofradías protagonistas EN su vuelta a sus respectivas sedes y dar, así, por finalizados los actos del Domingo de Pascua.