Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Joaquín Sabina: "No firmaré contra Cuba mientras haya Guantánamo y bloqueo"

Sabina opinó sobre la polémica sobre Cuba y aseguró que no firmará ningún documento contra la situación en la isla mientras Estados Unidos mantenga la prisión de Guantánamo y el bloqueo económico. FOTO: EFEtelecinco.es
La isla está una vez más en el punto de mira de la opinión pública internacional debido a las huelgas de hambre iniciadas por varios disidentes políticos en pro de la liberación de presos de conciencia del régimen castrista. Ante los señalamientos a Cuba desde diversos bloques y sectores, varios artistas cubanos, encabezados por Silvio Rodríguez, participaron recientemente en un acto contra lo que consideran una campaña mediática y política contra el Gobierno de la isla. Sabina tiene una fuerte vinculación con Cuba, país que ha visitado en múltiples ocasiones y en el que se ha llegado a entrevistar con Fidel Castro. 
El cantautor jiennense -que se vio acribillado por preguntas de corte político, pese a definirse sólo como "un ciudadano que lee los periódicos "- rompió una lanza, no obstante, por el presidente estadounidense, Barack Obama, "por las esperanzas" que suscita. Como contrapunto situó al primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, a quien le adjudicaría el vinagre del título de su disco. Las rosas, para Obama.
Otro de los asuntos sobre los que se posicionó fue la guerra que mantiene el Gobierno mexicano contra el narcotráfico y sobre la labor del presidente Felipe Calderón. "Fue muy ingenuo cuando planteó esa batalla", dijo, y se mostró escéptico ante la idea de que no supiera que la policía estuviese "infiltrada totalmente". "Esa guerra no la podía ganar ni él ni nadie", añadió sobre el mandatario. Sabina comió con él hace un par de años con motivo de la gira que ofreció junto a Joan Manuel Serrat. "Lo único bueno de que este año no venga Serrat es que no tengo que comer con el presidente", apuntó con una risa.
El cantante, que lamentó la "absoluta y brutal desigualdad" que se vive en México, tiene una apretada agenda de conciertos por el país durante los próximos días. Se reafirmó, asimismo, en la "infamia" que supone el procesamiento al juez español Baltasar Garzón por investigar los crímenes del franquismo y llamó a "hacer ruido para que no acaben echándole" de la judicatura.
En total, ofrecerá trece actuaciones, seis de ellas en el Auditorio Nacional capitalino, donde abrirá mañana su tour mexicano, aunque también tocará en Guadalajara, Querétaro, Zacatecas y Monterrey. "Voy a tratar de visitar a Chavela Vargas", dijo el cantante sobre su profunda amistad con la anciana diva de la canción, residente en México desde su adolescencia.
Vargas, de 90 años, siempre sonríe al recordar a Joaquín, a quien ve como un cariñoso pícaro. Durante su estancia en México, Sabina, admirador declarado del fallecido ídolo José Alfredo Jiménez, maestro compositor, espera tener "por lo menos un reventón (juerga) con mariachis". Su primera actuación en América Latina, recordó, fue en México, por lo que se siente íntimamente ligado al país, "porque eso no se olvida nunca, es como el primer amor". CGS