Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

José Fernando se refugia en su hermana a la espera de la celebración de juicios que aún tiene pendientes

José Fernando, nueva vida, tras salir de prisión, arropado por su hermana Gloria Camila y su "cuñado" Kiko. Poco a poco el hijo de José Ortega Cano va retomando su vida después de pasar unas semanas en la cárcel por incumplir la orden de alejamiento que tenía hacia la que era su novia, Michu.
En estos delicados momentos, el joven cuenta con el apoyo y cariño de sus familiares que siempre ham estado a su lado. Precisamente, disfrutó de un almuerzo con su hermana Gloria Camila y su "cuñado" Kiko. Antes de disfrutar los tres juntos de un almuerzo, José Fernando y Kiko salieron a hacer unas gestiones.
Finalmente José Fernando ha sido condenado a sendas penas de seis meses de prisión por quebrantar dos veces seguidas la orden judicial de alejamiento que tiene de su expareja. Como recordaremos, el pasado mes de enero José Fernando ya fue detenido tras una huida en coche y a pie, después de ser sorprendido por la Guardia Civil con su expareja en el aparcamiento de una venta del término municipal de Arcos de la Frontera (Cádiz). Y posteriormente el 12 y el 14 de febrero fue detenido otras dos veces por acudir a visitar a su pareja al hospital de Jerez, en el que ella, embarazada, estaba ingresada por una dolencia cardíaca.
Por estos dos quebrantamientos de la orden de alejamiento ha sido ahora condenado a un año de prisón por los dos incumplimientos. Aunque no ha sido absuelto, el hecho de que no haya riesgo de fuga y al no ser grave el delito por el que ingresó son, a ojos del juez, razones suficientes para que el hijo de Ortega Cano pueda esperar a la celebración de los juicios que aún tiene pendientes sin ser privado de su libertad.
Mientras llega el momento de los juicios, José Fernando tiene el cariño y apoyo de su hermana Gloria Camila. Además, el hijo de José Ortega Cano tiene una excelente relación con el novio de su hermana. Precisamente con él fue a lavar el coche a una gasolinera. A continuación se dirigieron a casa para recoger a Gloria Camila y juntos disfrutaron de un almuerzo en una hamburguesería.
Aunque de momento Gloria Camila no ha hablado del delicado momento por el que está pasando su hermano, el que sí ha querido dar su opinión y explicar cómo va todo ha sido José Antonio Rodríguez, tío materno del joven.
CHANCE: José Antonio, buenos días.
José Antonio Rodríguez: Hola, buenos días.
CH: ¿Cómo se encuentra?
J.A.R: Bien, gracias a Dios.
CH: ¿Cómo está José Fernando?
J.A.R: Lo he visto bien. Estuvimos ayer a la noche con él y lo he visto bien, lo he visto animado, con voluntad de poner de su parte para salir de la situación en la que se encuentra, y nada más.
CH: ¿Usted cree que se lo puede tomar como forma de tocar fondo y que después...?
J.A.R: Sí, bueno, todo este tipo de cosas creo que ayudan, pero no sé... es una situación complicada, ya lo sabemos por otras situaciones de otras personas que lo cuentan, que el proceso es largo y que lo que tiene que haber es voluntad por parte de él. él ahora mismo tiene esa voluntad. esperemos que siga manteniendola y que lo pueda conseguir.
CH: ¿Sabe si ha mantenido contacto con Michu de alguna manera?
J.A.R: De ese tema no hablamos, hablamos de cómo se encontraba él y poco más.
CH: ¿Y su padre sabe si lo ha visto o ha podido hablar con él?
J.A.R: Su padre ha hablado con él, pero verlo todavía no lo habia visto, porque él está en Madrid, pero vamos, hablaron ayer y todo eso, lo lógico.