Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

José Fernando no irá a prisión. 1 año y nueve meses de cárcel para el hijo de Ortega Cano

Finalmente ya conocemos la sentencia para José Fernando, el hijo de Ortega Cano, 1 año y nueve meses es la pena que se le aplicará al hijo de Rocío Jurado, por lo que el joven no volverá a ingresar en prisión. El juicio quedó visto para sentencia el pasado 14 de marzo y ese mismo día la juez penal 5 decidió dejar en libertad a los cuatro acusados que permanecían encarcelados desde noviembre del 2013, entre ellos José Fernando, a la vista de la rebaja de la condena que pedían para ellos.
La sentencia revela que José Fernando será condenado por robo con violencia con agravante de abuso de autoridad y los atenuentes de reparación del daño, consumo de drogas y confesión del delito. También será condenado por una falta de lesiones y una multa de un mes con una cuota diaria de 5 euros, pero no solo eso y es que el hij de Ortega Cano también será condenado por conducir sin el carnét. Por este último delito, José Fernando será obligado a realizar 31 días de trabajo en beneficio a la comunidad.
El resto de los acusados han saldado el incidente con penas de dos años de cárcel, por lo que no entrarán en prisión al no ser que alguno de ellos cuente con antecedentes penales, como es el caso de alguno de los participantes en el delito. Pero en la sentencia hay una excepción, Eloy, que mantuvo desde el principio que no participó en el acto delictivo. Pero este chico no es el único que salga sin antecedentes ya que José Ángel san Vicente Aguilar también ha resultado absuelto.
Habrá que esperar para saber cual es la reación de Ortega Cano a la sentencia de su hijo y sobre todo cual ha sido la reacción de Jose Fernando que sigue ingresado en la clínica de desintoxicación Hipócrates de Barcelona.