Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

José Ortega Cano visita los juzgados

José Ortega Cano en los juzgados. El diestro cumple con los trámites marcados por la justicia en relación a su caso por el que fue condenado a dos años y seis meses de prisión. Solo, elegantemente vestido, acudía a los juzgados de Plaza Castilla.
JOSÉ ORTEGA CANO EN LOS JUZGADOS
Horas antes le vimos en su día a día poniéndose en plena forma, y es que desde que entrara en prisión su vida empezó a cambiar tanto en el aspecto anímico como en el físico, y es que aprovechaba su estancia en la cárcel para hacer deporte y cuidarse.
Muchas cosas cambiaron en la vida de José Ortega Cano. Al fallecer Rocío Jurado todo su mundo se vino abajo. El diestro entró en una espiral auto destructiva, incapaz de gobernar sus negocios, su familia, y en definitiva, su existencia.
Todo ello derivó en una fuerte depresión que le llevó a ser una sombra de lo que fue. El momento más crítico lo vivió años más tarde, con su grave accidente de coche que le costó la vida a Carlos Parra, hecho que le llevó hasta prisión.
El 24 de abril de 2013, Ortega Cano fue condenado a dos años y seis meses de prisión. Tras muchos recursos, finalmente entró en la cárcel un año después, el 23 de abril de 2014. En enero de 2015 obtuvo su primer permiso penitenciario, de seis días, y unos meses más tarde accedió al primer grado.
HORAS ANTES LE VIMOS EN SU DÍA A DÍA PONIÉNDOSE EN PLENA FORMA
Trece meses y medio después consiguió ser un hombre libre y es que se le concedió el tercer grado. Cuando se cumple un año de ese día, Ortega Cano acude a los juzgados a hacer unos trámites. Antes le vimos corriendo por los alrededores de su domicilio. Equipado para la ocasión llevaba bermudas grises, camiseta de manga corta y deportivas negras. Para prevenir lesiones, llevaba una faja lumbar.
JOSÉ ORTEGA CANO: "MI PRESENCIA HOY AQUÍ ES UNA VISITA DE TRÁMITE"
CHANCE: José, buenos días. ¿qué ha venido a hacer aquí?
J.O: (*)
CH: ¿Todo bien maestro?
J.O: Bien, bien.
CH: Algo que tiene que hacer, me imagino. ¿o algo puntual?
J.O: Ustedes lo van a saber igual que yo.
CH: ¿Pero tiene relación con su paso por la cárcel?
J.O: Una visita de trámite, vale.
CH: ¿Relacionado con usted?
J.O: Claro.
CH: Queríamos preguntarle, fue el cumpleaños de José Fernando, su hijo, ¿lo van a celebrar hoy aquí en Madrid? ¿él está aquí?
J.O: (*)
CH: ¿Cómo se encuentra su hijo?
J.O: (*)
CH: ¿Una fecha tan especial me imagino que le desean todo lo mejor, verdad?
J.O: (*)
CH: Pero simplemente, ¿lo van a celebrar en Madrid o ya lo han celebrado en Sevilla?
J.O: (*)
Así de escueto y distante se ha mostrado José Ortega Cano con la prensa a su salida de los juzgados. El tema de su hijo José Fernando es el que más incomoda al diestro y prefiere no hacer declaraciones.