Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

José Tomás: "Esto ya lo conozco"

José Tomás cortó tres orejas antes de entrar a la enfermería por su propio pie con una triple cornada. Foto: EFEtelecinco.es
El doctor García Padrós, cirujano jefe de la enfermería de la plaza de Las Ventas, ha visitado a José Tomás en la Clínica de La Fraternidad para observar la evolución de las cornadas. Según ha manifestado, "las heridas evolucionan bien, sin complicaciones, y los drenajes funcionan a la perfección".
 
Pero para poder hacer un diagnóstico más preciso, hay que esperar "a los resultados de otras pruebas rutinarias que se suelen realizar con este tipo percances: una analítica, un estudio radiológico y una ecografía renal. Entonces ya podremos establecer plazos de recuperación", ha dicho el doctor.
 
Frisando el desprecio por la vida
Este galeno ya conoce bien las hazañas de José Tomás. La gesta de José Tomás de volver a la cara de su segundo toro, con las tres cornadas en su pierna derecha, para rematar la faena, y para posteriormente acudir a la enfermería sin dejarse llevar por las asistencias, fue un hecho que para el doctor "entra dentro de la normalidad del torero".
 
"Hay que tener en cuenta que desde que sufrió la cornada hasta que llegó a la enfermería transcurrieron como mucho cinco minutos, y a pesar de la gravedad de sus heridas, el torero está aún 'caliente', muy ensimismado en sus emociones y casi no nota el dolor. Pero cuando José Tomás cruzó la puerta de la enfermería no tardó ni 20 segundos en caer a la camilla medio inconsciente", ha confesado García Padrós.
 
Casi de inmediato fue llevado al quirófano donde fue intervenido por espacio de "alrededor de una hora". Durante la operación, José Tomás estuvo totalmente sedado "por lo menos cuarenta y cinco minutos".
La herida del muslo es fea AGE

 
Sobre las tres cornadas que sufre el diestro, García Padrós confesó que la que más preocupa es "la del muslo, una herida de 20 centímetros que destroza músculos y aponeurosis", porque las otras dos -la de la pierna y la de la rodilla-, "son menos extensas, por tanto menos graves, pero muy dolorosas".
 
Sin embargo, el médico titular de Las Ventas asegura que fue un "milagro" que José Tomás no sufriera más cornadas, pues "es increíble ver cómo es izado tantas veces, sufre tantos golpes, pues además de las cornadas también tiene un puntazo en la mano izquierda y otro debajo de la mandíbula a la altura del cuello en su primer toro. Tiene suerte de no resultar más gravemente herido".