Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juan Manuel de Prada y María Cárcaba ya son marido y mujer

De pareja televisiva a matrimonio en la vida real. El escritor, crítico literario y articulista español ha pasado, por segunda vez, por la vicaría. Pero esta, según él mismo espera, será la definitiva. Con un romántico "eres mi John Wayne", de ella, y un "y tu mi Maureen O'Hara", de él, ambos anunciaron su compromiso en directo a través de su programa.
Es la segunda vez que Juan Manuel de Prada pasa por el altar. Antes ha estado casado, durante siete largos años, con María José Casaseca, con quien tiene una hija llamada Jimena.
Tal y como publica '¡Hola!', este fin de semana el escritor daba el 'sí, quiero' a María Cárcaba, en una ceremonia íntima celebrada en la iglesia madrileña de San Ginés. Llevan tres años saliendo y, además, comparten relaciones laborales.
Y es que la pareja trabaja en el mismo programa, 'Lágrimas en la lluvia' de Intereconomía, como presentador y copresentadora. De hecho, fue ahí mismo donde Juan Manuel anunció la noticia.
"Es la última vez que te llamo señorita, porque los gordos también tenemos nuestras chances, nuestras pequeñas oportunidades, y a mí la vida o Dios me dio la oportunidad extraordinaria de conocer a María Cárcaba, con la que me casaré en unos días. Y hemos querido compartir nuestra alegría con todos nuestros espectadores", declaró en directo.
LA BODA DE JUAN MANUEL DE PRADA Y MARÍA CÁRCABA
Con vestido blanco de cuello barco, manga larga y falda abullonada con capa de tul y cinturón de pedrería con motivos plateados y dorados, la joven periodista asturiana de 30 años, se presentó dispuesta a pasar por el altar con el escritor, quien eligió un dos piezas en azul marino con corbata en gris plata.
La ceremonia se ofició en la iglesia de San Ginés con, aproximadamente, una centena de invitados, entre los que destacaba Paloma Segrelles.
Después, todos partieron hacia el Casino de Madrid, ubicado en la céntrica calle de Alcalá, donde se celebró el banquete.