Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Usher y la madre de Justin Bieber intenta reconducir al cantante

Justin Bieber se ampara en las playas de Panamátelecinco.es

Se dice que después de la tormenta, viene la calma y eso es lo que al parecer está buscando Justin Bieber en su viaje de relax en Panamá. Sin hacer caso al ultimátum que le ha dado Selena Gómez -o entra en rehabilitación o si no puede ir olvidándose de ella-, puede que este viaje del canadiense sea su particular modo de analizar todo lo acontecido.

Y es que tanto su madre, Pattie Mallette, el mánager del artista, Scotter Braun y el cantante Usher han viajado junto Justin Bieber hacia Panamá, según informa Hollywoodlife. Todo indica que lo han hecho para meter en vereda al canadiense y que comience a dejar el mal camino que ha seguido hasta ahora y que le ha metido en diversos líos.
Tan diversos líos como que Justin Bieber pisase el calabozo por ir drogado y borracho, en una carrera ilegal, haciendo saltar todas las alarmas. Un tren de vida que puede que incluso le cueste lo que más quiere, a Selena Gómez, que está harta de las locuras del canadiense.
En este viaje se espera que Justin reflexione en la distancia y esperemos que al fin, haya recapacitado sobre lo que ha estado haciendo, además de contar con uno de sus mentores en el mundo de la música, el cantante Usher. Esperemos que la estrella juvenil le haga caso a una que lleva ya tiempo en este mundo.
Parece también que finalmente está ganando el "bien" ya que la madre de Justin es la que le está acompañando en este viaje. No hace mucho salieron algunas informaciones publicadas por Hollywoodlife en las que, al parecer, el padre del joven cantante, Jeremy Bieber, se habría convertido en una mala influencia. Y es que en vez de alejar al artista de los malos hábitos, le animó a seguir y así disfrutar también de las "juergas" de las que disfruta su hijo.
El entorno de Justin quiere que deje el consumo de marihuana y de algunas sustancias recreativas como el coctel denominado 'sizzurp' -una mezcla que incluye codeína, prometazina y Sprite o 7Up-, o medicamentos como Xanax, o conocido también como Trankimazin. Por eso Justin ha contado en este viaje con un par de amigos muy cercanos, para ver si finalmente le convencen de que entre en rehabilitación.
Justin tiene las de perder si sigue por este camino por lo que no nos cabe ninguna duda de que seguramente escuche a todo su entorno y tome las decisiones correctas. Si no, no nos cabe ninguna duda de que el canadiense volverá a protagonizar más y más escándalos aparte de los que ya ha protagonizado, recién estrenado este 2014.