Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Justin Bieber y su gamberrada con los huevos: ¿A la cárcel o la deportación?

Justin Bieber, en el estreno de su películatelecinco.es

La broma de mal gusto que ha tenido Justin Bieber con su vecino al lanzarle huevos contra su fachada, podría costarle bien cara. Y ya no solo hablamos de la cantidad de 20.000 dólares por daños a la casa de su vecino en Calabasas, Los Ángeles. La sombra de la deportación vuelve a cernirse sobre el joven artista.

Sus fans están preocupados por su ídolo, ya que esta situación sería idónea para deportar a Justin Bieber de Estados Unidos y mandarle de nuevo a Canadá. Todo esto según informa Hollywoodlife y en el supuesto de que finalmente incriminen a Justin como el culpable por haber lanzado huevos a la fachada de su vecino y causarle bastante daños materiales. El delito sería condenado como grave y un motivo único para echarle del país.
No solo la gamberrada podría costarle caro, ya que la droga encontrada en la casa del artista canadiense sería otro motivo más grave todavía. Droga que no provenía del propio Justin Bieber si no de uno de sus amigos, Lil Za, el cual se encuentra arrestado a la espera de descubrir cuál era la droga de la que se hizo responsable.
Las Beliebers defienden a Justin a capa y espada y se han sorprendido de cómo se está tornando todo este asunto. El vecino y víctima de la gamberrada de Justin Bieber no le aguanta y estaría haciendo todo lo posible para que el cantante sea incriminado por haber causado unos daños de 20.000 dólares según informa Radaonline. Según el abogado James E. Silverstein ha hablado para dicho medio comentando si finalmente Justin es declarado culpable, podría enfrentarse a tres años de prisión, o por el contrario a una cuantiosa multa.
Por otro lado, FoxNews ha consultado con otros abogados, llegando a la misma conclusión, el cantante o puede llegar a ser deportado o entrando en prisión. "California no se toma el vandalismo a la ligera. Si el daño causado es de más de 400 dólares, el culpable se puede enfrentar a los cargos por un delito grave y a una pena de entre uno y tres años de prisión, además de tener que pagar multas y sanciones", detallaba la abogada Anahita Sedaghatfar para este medio.
Justin Biber está pensando en cambiarse de vecindario
Mientras el futuro del cantante es incierto por ahora respecto si acudirá a prisión o tendrá que volverse a su país natal, Hollywoodlife informa de que el cantante se estaría pensando en cambiarse de vecindario. Una fuente cercana al artista comenta que "está viviendo en su casa aún, pero sí, se está comentando el mudarse". "No quiere que sus vecinos piensen que ganaron la batalla, por lo que no se irá de inmediato", añadía la misma fuente para Hollywoodlife.
Hay que recordar que tampoco es la primera vez que Justin ha tenido altercados, ya no solo con sus vecinos, si no con paparazzis e incluso modelos. Y es que el pasado verano, el cantante fue acusado de dar una paliza a un modelo que le increpó en una discoteca, enviando a su séquito de guardaespaldas para propinarle una paliza al muchacho. Una actitud que ya hizo que el juez que llevaba este caso, se replantease el deportarle a Canadá.
No es la primera vez que el cantante se enfrenta ante esta amenaza, mientras tanto, Selena Gómez quiere que Justin deje a sus amigos que le están llevando por el mal camino. Y es que al parecer la chica Disney no soporta las compañías del cantante y quiere que se aleje de ellas para finalmente convertirse en un chico bueno. Un camino que únicamente lo puede tomar Justin Bieber.