Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La hija de Kate Moss quiere ser modelo... ¡y le va a hacer la competencia a su madre!

A Vanessa Paradis le ocurrió con Lily-Rose Depp, a Cindy Crawford con Kaia Gerber y ahora le toca el turno de Kate Moss: la modelo tiene en casa su relevo para el futuro porque Lily Grace, su hija, también quiere hacer carrera en las pasarelas.
La hija de Kate Moss ha logrado ser portada de Vogue a los 13 años, sin esfuerzo y cuando aún no ha desfilado para ningún gran diseñador. Lily Grace ha conseguido algo por loq ue muchas modelos luchan durante años y no lo consiguen, pero ellas no tienen la suerte de ser hijas de Kate Moss, una de las mujeres con más estilo del mundo.
En blanco y negro, madre e hija posan para el objetivo de Mario Sorrenti en Vogue Italia y parecen dos gotas de agua. Aunque se haya estrenado en el mundo de la moda en una de las cabeceras más importantes del mundo, lo que parece que tiene a Lily Grace maravillada es el diseño y le encantaría seguir la trayectoria de Stella McCartney.
Con un estilo muy similar al de su madre -le encantan las chupas de cuero y las botas rockeras-, tiene muy claro lo que le gusta y lo que no y es capaz de cuestionar incluso la ropa de la top de los 90. "Mi hija es quien critica mi estilo. Me dice: 'no, mamá, no te puedes poner eso'", contó la modelo en una ocasión.
Con este portada, Lily se suma así a la hija de modelos que también quieren triunfar en el mundo de la moda, como es el caso de Bianca Severini, la hija de Nieves Álvarez, que ya ha hecho sus primeros pinitos en la cuenta de instagram de la madrileña, o la pequeña de Alessandra Ambrosio, Anja, que ya ha hecho sus primera campaña para Michael Kors.