Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kim Kardasian: "No le deseo un embarazo a nadie. El mío fue muy duro"

Kim con Ellentelecinco.es

Puede que Kim Kardashian esté muy orgullosa de su hija North West, pero en lo que respecta al embarazo no tanto. Y es que recientemente ha hablado para el programa de Ellen DeGeneres, donde ha confesado cosas interesantes mientras estuvo en estado además de enseñar alguna que otra foto más de la adorable North.

En la entrevista donde la televisiva Kim Kardashian quiso compartir su experiencia sobre el embarazo y como no, presumir de pequeña. "Ella está cambiando todo el tiempo. Un día se parece a Kanye, otro día se parece a mí. Es una locura", informaba Kim Kardashian sobre el estado de North.
Y es que mientras aún son pequeños, los niños pueden cambiar una barbaridad y poco se puede vislumbrar a que progenitor podría parecerse. Esta es una de las cosas que adora Kim Kardashian de tener a su pequeña que además comenta que "es muy tranquila", por lo que pocos quebraderos de cabeza puede darle.
Cuando Ellen le pregunto acerca de si quería tener hijos, Kim Kardashian admitía que "siempre quise tener seis". Una cifra algo sorprendente, pero con sus 33 años de edad, para nada imposible. Sin embargo, lo vemos poco probable ya que comentaba que el embarazo estaba lejos de ser algo más que coser y cantar y que puede que no lo repita a corto plazo.
"No le deseo realmente a nadie que pase por un embarazo", unas declaraciones algo controvertidas que apresuradamente quiso matizar: "Vale la pena sufrir para ver lo que tienes al final, pero el embarazo no fue una buena experiencia para mí". Y es que a veces los embarazos no suelen ser como imaginaban las madres primerizas y se les puede hacer cuesta arriba o a otras ser lo más sencillo del mundo. "Tuve algunos problemas médicos y gane mucho peso ", afirmaba Kim.
En cuanto a lo referente a Kanye West -dejando de lado sus disputas judiciales y sus peleas- declara que es un padre estupendo: "Es un padre increíble. La quiere mucho", aunque eso sí, no se atreve a cambiar pañales, cosa que no le importa a Kim ya que para ella, ese momento es algo íntimo entre North y Kim, como una unión.